Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 12 de Diciembre 2019

Familia, la institución social más violenta de México, afirma especialista

Las agresiones más preocupantes, que son invisibles ante la sociedad, se desarrollan en los núcleos familiares

Por: NTX

La violencia en el país se presenta con agresiones a través de la palabra y como un efecto psicoemocional, sexual o físico. EL INFORMADOR / ARCHIVO

La violencia en el país se presenta con agresiones a través de la palabra y como un efecto psicoemocional, sexual o físico. EL INFORMADOR / ARCHIVO

Contrario a lo que uno pudiera imaginar, la familia resulta ser la institución social más violenta, en donde la agresión incluso queda invisible a los ojos de la sociedad por tratarse de un núcleo privado, alertó la especialista en ciencia forense, Zoraida García Castillo.

Al abordar la ponencia "La violencia desde la mirada de las ciencias forenses", advirtió lo paradójico que resulta dicha afirmación, pues se supone que la familia debería ser un refugio para todas las personas.

En el caso de México, la violencia puede presentarse como un acto de poder para dominar, someter, controlar y agredir a través de la palabra y como un efecto psicoemocional, sexual o físico.

Los pequeños guardan silencio, porque están amenazados o porque ya se murieron, pero sin que se sepa la causa

A grandes rasgos, dijo, hay tres factores principales que desencadenan la violencia familiar y son: asimetrías de edad, las capacidades y el género. Las personas adultas mayores y los menores de edad son los más violentados.

Hay casos de menores de edad, en los que legalmente pareciera que no existe violencia grave, pero la realidad es que los pequeños guardan silencio, porque están amenazados o porque ya se murieron, pero sin que se sepa la causa.

Ello se debe a una triangulación de la información cuando se arman los expedientes; a veces no se da lugar a una investigación más profunda que revelaría casos de violencia intrafamiliar que nunca se registraron y, por lo mismo, tardan en resolverse o nunca se resuelven, abundó.

En el ciclo de conferencias "El papel de la psicología en la impartición de justicia", la especialista habló del caso de una embarazada que era golpeada por su pareja, pero que argumentaba accidentes. Como resultado, dijo, las autoridades no podían proceder en tanto la víctima no declarara que estaba siendo violentada.

Al final de cuentas, advirtió, que se tiene que trabajar de manera cuidadosa en materia de violencia familiar, y profundizar en el estudio y seguimiento de los casos, si de verdad se quiere atacar este problema, porque continúan presentándose de manera interna e invisible.

OB

Temas

Lee También