Domingo, 18 de Abril 2021

Colima despedirá a 600 burócratas

Ante baja presupuestal, Gobierno estatal busca ahorrar 135 millones de pesos en nómina

Por: SUN

El gobernador José Ignacio Peralta dijo que asumirá el costo político del recorte. NTX/ARCHIVO

El gobernador José Ignacio Peralta dijo que asumirá el costo político del recorte. NTX/ARCHIVO

A partir del próximo 1 de enero, el Gobierno de Colima despedirá a 600 empleados para ahorrar 135 millones de pesos en nómina y tratar así de sortear los problemas financieros que enfrentará el siguiente año.

La Secretaría de Administración y Gestión Pública del Gobierno estatal informó que el recorte en el presupuesto federal y la baja percepción de ingresos propios hace imposible seguir manteniendo la nómina actual, por lo que no se renovarán los contratos a varios trabajadores.

La administración estatal estimó que en 2019 hubo una reducción real en el presupuesto superior a los mil millones de pesos y espera que para 2020 ésta sobrepase los mil 300 millones, por lo que está sometida a una fuerte presión financiera que este año ya se vio reflejada en la falta de liquidez para solventar los compromisos contractuales de fin de año.

Además, la dependencia responsabilizó al Gobierno previo, del priista Mario Anguiano Moreno, de haber sumido a la entidad en la "peor crisis financiera" de su historia.

"Como es conocido, la actual administración estatal recibió al gobierno en la peor crisis financiera de la historia moderna. Pese a ello, además de implementar un programa permanente de austeridad y disciplina en el gasto financiero, se han tomado decisiones responsables para preservar la estabilidad y poder atender las principales demandas de la población", señaló la secretaría en un comunicado.

Por su parte, el secretario del Trabajo y Previsión Social, Vicente Reyna Pérez, confirmó que serán 600 los empleados despedidos a partir del primer día del próximo año y aseguró que algunos ya fueron notificados.

Por su parte, el mandatario estatal, el priista José Ignacio Peralta Sánchez, indicó que asumirá el costo político de esta decisión que defendió como necesaria.

"Hay reasignaciones presupuestales y nos obligan a ser muy estrictos en el manejo de la nómina, hay 135 millones de pesos menos, es una medida muy dolorosa, no es un tema de voluntad, es un tema que nos lastima, conocemos cuáles son las consecuencias de esto, asumo la parte del costo político que me corresponde a mí como Ejecutivo estatal", dijo.

Explicó que el recorte prácticamente abarcará todas las áreas del gobierno y se está buscando generar el menor número de afectaciones a la operatividad.

Desde septiembre pasado, el Gobierno de Colima preveía un déficit de 600 millones de pesos para hacer frente a los compromisos contractuales de fin de año, como el pago de aguinaldos y las dos quincenas de diciembre, por lo que comenzó una serie de gestiones ante el gobierno federal para obtener recursos extraordinarios.

Este fin de semana, tras un acuerdo con el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, el mandatario estatal indicó que gobierno federal depositó una parte del monto solicitado y, aunque no precisó cuánto, aseguró que con ello y otros recursos estatales será posible pagar la nómina y las prestaciones de fin de año.

El presupuesto aprobado por el Congreso de Colima para el próximo años es de 17 mil 24 millones de pesos, que implica una reducción de mil 113 millones en comparación de lo aprobado para el ejercicio fiscal 2019.

IM

Temas

Lee También