Miércoles, 28 de Septiembre 2022

Coahuila: Mineros suman 7 días atrapados

Pese a las labores, el Presidente dijo que hoy o mañana podrían ingresar a la mina

Por: El Universal

El gobierno de Coahuila informó que todavía no hay condiciones para la inmersión de los buzos. EL INFORMADOR/ Archivo

El gobierno de Coahuila informó que todavía no hay condiciones para la inmersión de los buzos. EL INFORMADOR/ Archivo

El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que hoy o mañana, una vez que disminuyan los niveles de agua en la mina El Pinabete, en Sabinas, Coahuila, podrán entrar buzos y rescatistas para el posible rescate de los 10 mineros atrapados. Esto quiere decir que no hay certeza sobre el día, pese a que este miércoles se cumple una semana desde el accidente.

Durante la conferencia mañanera y luego de escuchar el reporte de la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez, el mandatario apuntó que en los días mencionados “ya el tirante de agua va a ser de un metro y medio, ya van a poder entrar buzos y rescatistas”.

El gobierno de Coahuila informó que hasta ayer no existían condiciones para llevar a cabo el ingreso de los equipos de búsqueda y rescate debido a que existe una gran cantidad de elementos sólidos y turbulencia en el agua que provoca escasa visibilidad.

Esto ocurrió luego de que la Secretaría de Marina y la Secretaría de la Defensa Nacional prepararan un equipo (dron subacuático) no tripulado para el ingreso en el área de trabajo, el cual proporcionó datos e imágenes que permitieron retirar pilotes de madera que obstaculizaban el descenso de las bombas de agua instaladas en el pozo 4.

Familias muestran desesperación

Las familias que esperan el rescate de los mineros atrapados aseguraron que ya es mucha la desesperación de no acelerar el proceso de rescate.

Sergio Cruz, padre del minero Sergio Cruz Gaytán, de 41 años, miró las imágenes que les mostraron del dron subacuático, pero contó que solamente se veía suciedad, tuberías y cadenas, pero nada claro.

“Nos dicen que el agua ya bajó, que no nos desesperemos, pero cómo no”, comentó el minero retirado, de 66 años.

Además, remarcó que tiene miedo de una tragedia. “No queremos que pase lo de Pasta de Conchos”, remarcó en referencia al caso de 2006 en el que 65 mineros nunca fueron rescatados. Las familias llevan una semana apostadas en las afueras de la mina donde esperan noticias cada vez con más angustia.

Tanto la fiscalía estatal como la federal han abierto sendas investigaciones para buscar presuntos responsables del accidente.

La Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) insistió en que no se pueden llamar accidentes a estos “desastres previsibles” porque, en su opinión, “son resultado de la corrupción, la ilegalidad y la impunidad en la que operan las empresas mineras en la zona carbonífera de Coahuila”.

EL INFORMADOR/ L. Martínez

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones