Domingo, 22 de Mayo 2022

La CNDH condena violencia por conflicto armado en Chiapas

Desde 2016 operan grupos paramilitares en la zona que hostigan a los habitantes, algunos de ellos bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN)

Por: EFE

En el 2016 las agresiones se desbordaron cuando unas siete familias fueron despojadas con enorme violencia de sus terrenos por pobladores de Santa Martha. SUN / ARCHIVO

En el 2016 las agresiones se desbordaron cuando unas siete familias fueron despojadas con enorme violencia de sus terrenos por pobladores de Santa Martha. SUN / ARCHIVO

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó este lunes "enérgicamente" la violencia que no cesa por un conflicto armado en los municipios de Aldama y Chenalhó, en Chiapas, y que el pasado domingo provocó un herido por arma de fuego.

"La CNDH hace una condena enérgica de los hechos de violencia con armas de fuego perpetrados la mañana del domingo 9 de enero del año en curso por una acción urgente del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, en donde se informó que fue herido por arma de fuego el señor Javier Hernández de la Torre, indígena tsotsil, habitante de Aldama, Chiapas", informó el organismo en un boletín.

La CNDH reiteró su "preocupación por la situación de violencia que se vive en los límites de ambos municipios" a la vez que instó al Gobierno del estado de Chiapas a garantizar el derecho humano a la vida de las personas de las comunidades y a preservar el Estado de derecho.

Además de "realizar con eficiencia, oportunidad e imparcialidad las investigaciones que permitan ubicar y procesar a los probables responsables de estos hechos".

Ante la situación de violencia continua, la CNDH atrajo el caso el pasado 10 de diciembre de 2021 por lo que están realizando las investigaciones pertinentes para "proteger, defender y garantizar" los derechos de las víctimas.

Según detalló el Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas en un boletín el domingo, en las anteriores 72 horas se vivieron 36 agresiones de armas de fuego hacia distintas comunidades de Aldama procedentes de Chenalhó y resultó herido por arma de fuego el indígena tsotsil Hernández de la Torre, habitante de Aldama que se dirigía con su familia a sus labores del campo.

Esta ONG hizo un "llamado urgente" al Estado mexicano para que se cumpla con la acciones de "prevención y protección hacia los habitantes del municipio de Aldama, tal y como se indican en las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)".

Un conflicto de décadas

El 15 de diciembre de 2021 la CIDH dijo estar dispuesta a realizar una visita a la zona para indentificar la situación de las personas sobre las que se dictaron medidas cautelares en 2018 y 2021.

Porque este es un problema añejo -de 45 años- entre los habitantes de Aldama y de Santa Martha, en el municipio vecino de Chenalhó, que se agudizó en los últimos años.

En diciembre del 2017, el Tribunal Agrario de Chiapas falló a favor de Chenalhó y resolvió que se les devolviera un territorio que había sido cedido erróneamente décadas atrás por las autoridades a otro municipio. Ambas partes argumentan que estos terrenos les pertenecen ancestralmente.

En el 2016 las agresiones se desbordaron cuando unas siete familias fueron despojadas con enorme violencia de sus terrenos por pobladores de Santa Martha.

Desde ese entonces operan grupos paramilitares en la zona que hostigan a los habitantes, algunos de ellos bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). 

MS

Temas

Lee También