Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 18 de Agosto 2018

Autonomía de empresas, obstáculo para igualdad salarial propuesta por Meade

El candidato priista no ha explicado el proceso para cumplir su promesa de eliminar la brecha salarial, un objetivo que además se opone a su postura a favor de la libertad empresarial

Por: El Informador

El Presidente tiene la facultad de proponer una ley que impida los salarios desiguales, pero ésta tendría que ser avalada por el Poder Legislativoo. EFE/S. Gutiérrez

El Presidente tiene la facultad de proponer una ley que impida los salarios desiguales, pero ésta tendría que ser avalada por el Poder Legislativoo. EFE/S. Gutiérrez

Propuesta

El candidato presidencial de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, afirmó durante su arranque de campaña que las mujeres serán prioridad en su Gobierno. Como parte de los compromisos, indicó que terminará con la brecha salarial en el país. Prometió que ellas ganarán lo mismo que los hombres cuando realicen los mismos trabajos.

Presupuesto y plazos

En la página de José Antonio Meade se menciona que el candidato combatirá la brecha salarial entre hombres y mujeres. Sin embargo, no se explica cómo lo hará. Tampoco detalla presupuestos ni plazos.

Pertinencia

En febrero de 2017, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) informó que persiste la amplia brecha salarial de género con posiciones ocupacionales y escolaridad similares. “Los hombres reciben en promedio un ingreso laboral por hora trabajada 34.2% mayor al de las mujeres. Esta brecha varía significativamente en función de la posición ocupacional, por lo que sería conveniente profundizar en el estudio de las circunstancias particulares que producen la desigualdad de género en distintos tipos de ocupaciones”.

Las mujeres tendrán el mismo salario que los hombres, para trabajo igual,  sin regateos ni excepciones.
José Antonio Meade, candidato presidencial. 

En México, la diferencia salarial ha aumentado pese a la existencia de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en la cual se reformaron capítulos en 2016 para incorporar mecanismos tendientes a fomentar la igualdad salarial entre la mujer y el hombre, así como tipificar la discriminación laboral como un tipo de violencia económica y laboral.

Islandia se convirtió en el primer país en prohibir que los hombres puedan cobrar más que las mujeres en trabajos de la misma índole. En enero de 2018 promulgó una ley que establece sanciones a empresas públicas y privadas que incumplan la medida. La meta es que a través de auditorías puedan alcanzar la igualdad salarial en 2022.

Competencia

El Presidente tiene la facultad de proponer una ley que impida a empresas privadas y públicas que las mujeres ganen menos que los hombres por desempeñarse en puestos de las mismas características. La propuesta tendría que ser avalada por el Congreso de la Unión, por lo que no está en manos solamente del primer mandatario.

Voz del experto

El jefe del Departamento de Economía del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), Martín Romero Morett, consideró que la propuesta de Meade es inviable debido a que la brecha salarial se da más en el ámbito privado y el candidato tricolor está a favor de la libertad de las empresas.

“Un Gobierno con Meade nunca va a defender a los obreros ni mucho menos a las empleadas porque no están en su cabeza. Ellos piensan que una vez que los empresarios (se) enriquezcan, algo va a caer a los trabajadores, pero la verdad eso no pasa”.

Romero Morett dijo que la iniciativa sería creíble en un hombre como Lázaro Cárdenas, quien emitió leyes para que todos los trabajadores estuvieran organizados y crearan las centrales obreras. “A partir del poder público los trabajadores se sintieron con el respaldo para exigir a las empresas que pagaran lo que ellos merecían. En cambio, Meade es un convencido de que los sindicatos de los trabajadores no deben de existir”.

El académico mencionó que en el sector público generalmente las mujeres ganan lo mismo que los hombres porque el salario se establece por puestos, pero en las empresas privadas la negociación se da de forma directa entre directivos y empleados. “Además, la tendencia en el mercado va a tener cada vez menos trabajadores. Tristemente va a seguir siendo una ilusión no solamente que las mujeres puedan ganar igual que los hombres, sino que los hombres y mujeres ganen lo que deben ganar”.

#SemáforoDePropuestas: Cuidado, candidato

Temas

Lee También

Comentarios