Domingo, 26 de Mayo 2024

Los cuidados frenan el crecimiento de las mujeres en México

Desde el Instituto Mexicano para la Competitividad se propone que instituciones públicas se involucren en estas actividades cotidianas

Por: El Informador

El IMCO mostró cómo las actividades relacionadas a los cuidados disminuyen la capacidad de autonomía financiera de las mujeres. SUN / ARCHIVO

El IMCO mostró cómo las actividades relacionadas a los cuidados disminuyen la capacidad de autonomía financiera de las mujeres. SUN / ARCHIVO

Los cuidados son un trabajo que muchas veces no es considerado como tal. En México 31.6 millones de personas brindan cuidados sin recibir remuneración a cambio. El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) analizó el impacto económico que dicha actividad tiene en ambos géneros y la balanza está desequilibrada en detrimento de la mujer.

Casi un tercio de la población en el país ha dedicado tiempo a cuidar. Sin embargo, dentro de ese conjunto, el 75% es mujer y la mayoría de ellas son madres. Aquellas que ejecuten tareas de cuidado a la par de un trabajo separado, corren el riesgo de abandonar el mercado laboral, ya que nueve de cada diez personas que abandonan sus empleos por tener que  emplear su tiempo en cuidados, son mujeres. 

Además, en promedio, las mujeres dedican 1.5 veces más tiempo a las tareas de cuidados que los hombres. Se estima que las mujeres dedican 37.9 horas a la semana, frente a las 25.6 que destinan los hombres. Por ello, la necesidad de buscar empleos más flexibles muchas veces se trata de una cuestión de género. Y, a falta de encontrar trabajos con estas características, reducen su tiempo en el mercado laboral, lo cuál después obliga a una disminución de sus gastos o a tener que pedir dinero prestado. Por ende, los cuidados no remunerados reducen la autonomía económica de las mujeres.

Un factor no económico, pero sí importante es la repercusión en la salud física y mental de sostener una rutina cotidiana que implique el trabajo de cuidados a la par de otras actividades, dentro o fuera del mercado laboral. De acuerdo a una encuesta, más de la mitad de mujeres en esta condición afirma estar cansada, en comparación con los hombres que es solo el 20%.

¿Qué falta para resolver esta situacón?

Una opción es balancear la carga de cuidados no remunerados entre hombres y mujeres. Para ello hay que combatir ciertos estigmas sociales en los que han caido los géneros. 

Sin embargo, otra propuesta planea involcurar a las instituciones. En distintas partes de Latinoamérica ha sido creado un Sistema Nacional de Cuidados. Uruguay, Chile, Colombia y Argentina han debatido el problema y erigido infraestructura bajo un precepto social: los trabajos de cuidados no deberían ser individuales, sino sociales. De igual forma, en México se discute esta posibilidad. El IMCO respalda esta idea para poder pasar de un sistema de cuidados basado en las familias, a uno en que la responsabilidad sea compartida con el estado.

Con información de la Encuesta Nacional para el Sistema de Cuidados (ENASIC) 2022 del INEGI

* * * Mantente al día con las noticias, únete a nuestro canal de Whatsapp * * *

OB

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones