Lunes, 14 de Junio 2021

Visitan en el Panteón de Mezquitán a su madre fallecida por COVID-19

El Ayuntamiento de Guadalajara prestó a la familia de Guadalupe uno de los 700 espacios para que pudiera descansar ahí por seis años

Por: Rubí Bobadilla

Hijos, esposo y nietos llegaron alrededor de las 13:00 horas al panteón, limpiaron el lugar y lo adornaron con flores. EL INFORMADOR / F. Atilano

Hijos, esposo y nietos llegaron alrededor de las 13:00 horas al panteón, limpiaron el lugar y lo adornaron con flores. EL INFORMADOR / F. Atilano

Guadalupe de la Cruz murió el 4 de septiembre pasado. Días antes había ingresado al hospital por insuficiencia pulmonar, sin embargo, al fallecer los médicos determinaron que había perdido la vida a causa de COVID-19.

Sus hijos, vecinos de la colonia Villas de Guadalupe, en Zapopan, se preocuparon no solo por la pérdida que representaba para la familia, sino además porque no tenían dinero para sepultarla, sin embargo, escucharon que el ayuntamiento de Guadalajara había construido poco más de 700 criptas para ayudar a la ciudadanía en situaciones como esta, por lo cual decidieron acercarse a pedir el apoyo.

Gracias a ello este Día de las Madres pudieron ir a arreglar el espacio que el ayuntamiento tapatío les prestó para que Guadalupe pueda descansar ahí por seis años, aunque la tristeza de perderla no se ha ido, hoy se dijeron gustosos de estar reunidos para ir a visitarla.

Hijos, esposo y nietos llegaron alrededor de las 13:00 horas al panteón, quitaron la hojarasca, y fueron limpiando una a una las rosas que compraron con un poco de dinero que ahorraron para la ocasión, y las colocaron al pie de la placa que lleva la imagen de Guadalupe, quien estaba por cumplir 73 años cuando falleció.

EL INFORMADOR / F. Atilano

“No habíamos podido venir todos porque no se nos permitía el acceso por eso del coronavirus, pero hoy que nos dejaron nos organizamos para venir a visitarla, porque es un día muy especial para nosotros y para ella, para que ella vea que no está solita y que nos vea juntos,  porque lo que ella quería era que estuviéramos todos juntos, que no nos separáramos si ella llegaba a morir”, dijo Margarita Muñoz, hija de Guadalupe, mientras su hermano Manuel acarreaba agua para ponerle a sus flores.

Ahí permanecieron por alrededor de una hora, lo permitido por el ayuntamiento tapatío como una de las medidas preventivas ante la pandemia que persiste por el coronavirus, y tras alzar algunas oraciones por su descanso, regresaron a casa tranquilos por haberla visitado este Día de las Madres, dijo la familia Muñoz de la Cruz.

“La afluencia ha sido reducida, no tenemos ningún cementerio saturado hasta el momento. Afortunadamente las personas han acatado las medidas restrictivas que se marcaron en el protocolo y no están durando mucho tiempo en los cementerios. En todos los cementerios tenemos filtros instalados en los cuales se está regalando gel y tomando la temperatura para evitar que el contagio del coronavirus se nos vaya a disparar por este evento”, dijo por su parte el director de Cementerios del ayuntamiento de Guadalajara, Alberto Martínez, respecto de la incidencia de visitas a los panteones tapatíos tras la decisión de la Mesa de Salud para permitir su apertura.

El ayuntamiento tapatío también informó que de las 706 criptas construidas en el Panteón de Mezquitán solo han sido ocupadas 13, por lo cual aun continúa brindando el préstamo de estos espacios a aquellas familias cuyos seres queridos fallecieron por COVID-19 y no tienen los recursos suficientes para su inhumación.

Para acceder a ellos las personas interesadas deben presentar ante alguno de los registros civiles del municipio el certificado de defunción expedido por el hospital en el que falleció la persona, o firmado por el médico que lo acredita. Ahí será validado para la expedición del certificado de defunción y posteriormente se le indicarán los pasos a seguir en caso de ser beneficiario.

LS

Coronavirus

Temas

Lee También