Miércoles, 21 de Abril 2021

Separar el agua de la política: solución de Israel para gestionar el recurso

El director general de la Autoridad para el Agua y Saneamiento de Israel comparte como se han administrado para el abastecimiento del vital líquido con pocos recursos naturales 

Por: Yunuen Mora

Señalan que se debe tener un balance real entre disponibilidad de recurso natural y demanda de la población. NTX/ARCHIVO

Señalan que se debe tener un balance real entre disponibilidad de recurso natural y demanda de la población. NTX/ARCHIVO

Israel es un país que se encuentra en medio del desierto, lo que significan pocos recursos hídricos, por lo tanto han tenido que administrar hasta la última gota de agua para poder llevarla a su población de más de 8.8 millones de personas.

El primer principio para hacerlo y, a decir de Giora Shaham, director general de la Autoridad para el Agua y Saneamiento de Israel, el más importante es separar los temas de agua de la política.

"La crisis del agua en el mundo es política y es una situación bastante peligrosa"

Por ello el país creó un instituto independiente que regula desde el costo hasta el consumo. Mientras en México y en Jalisco, los organismos reguladores dependen del gobierno, como el Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA), que, incluso, sufrió un recorte presupuestal de 18% este año.

“Sabemos que la crisis del agua en el mundo es política y es una situación bastante peligrosa. Si vemos el problema original podremos encontrar soluciones para resolverlo”, resaltó Shaham.

El segundo principio es tener un balance real entre disponibilidad de recurso natural y demanda de la población.

“Sin pensar en innovar no hubiéramos resuelto la crisis de agua”

“Sin pensar en innovar no hubiéramos resuelto la crisis de agua”, resaltó, y una de las innovaciones que realizaron fue la desalinización de agua de mar para poder llevar el recurso a la gente con base en el balance.

Para hacerlo también tuvieron que encontrar el lugar correcto para construir los aparatos que harían el proceso.

Otro de sus principios fue que se pague lo que se gasta en casas, industria, agricultura, entre otros, no una cuota fija.

Por ejemplo, en Israel se paga a tres dólares el metro cúbico de agua, por ello la gente busca gastar lo menos posible y ahorrar agua, para no pagar más.

“Este precio se usa para realizar infraestructura y su mantenimiento en todo el país ya sea para desalinizar, purificar o llevar el agua”.

Agregó que el quinto principio es iniciar un plan de desalinización no tan rápido que eleve los precios, ni tan lento, pues deben prepararse, acorde a su balance de agua, para el día que lo necesiten.

Esto va de la mano del uso y desarrollo de la tecnología en el país para poder lograr los objetivos: “Hay que ser eficientes para ahorrar dinero y tener más para construir tecnología. Hay mucha agua en el mundo, como el océano, pero no hay desarrollo. El puente entre el agua que no se puede usar y su purificación se llama tecnología”.

Contrario a la infraestructura que se realiza en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), donde, pese a contar con diferentes fuentes de agua, como el Lago de Chapala y los pozos, aún hay problemas para abastecer a la ciudad. Para resolverla se construye un acuaférico.

Sin embargo, en Israel han construido, incluso, aparatos para transformar el aire en agua en los lugares con más marginación. Además, se distingue por ser el país líder en reciclaje de sus aguas, pues reutilizan hasta 90% de sus aguas residuales municipales para el riego.

Con ello abastece a un cuarto de sus necesidades, como agricultura y fines ambientales, como el aumento del volumen del caudal del río y la extinción de incendios. Solo 5% de sus aguas residuales se descarga en el mar.

NR

Temas

Lee También