Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 17 de Octubre 2018

Sandoval Íñiguez pide más voluntad política para el tema de seguridad

El arzobispo resaltó que hace falta mano dura contra la delincuencia, al ser un aspecto que se ha ido de las manos

Por: Thamara Villaseñor

“Su obligación principal al asumir un cargo de gobierno es dar tranquilidad y seguridad al pueblo, es su obligación principal”, destacó el religioso. NTX / ARCHIVO

“Su obligación principal al asumir un cargo de gobierno es dar tranquilidad y seguridad al pueblo, es su obligación principal”, destacó el religioso. NTX / ARCHIVO

El arzobispo emérito de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez, aseguró que se observa una falta de coordinación entre los tres niveles de gobierno en materia de seguridad, y prueba de ello es la ola de violencia que viven todos los sectores del país, que también ataca a la comunidad eclesiástica.

También falta más voluntad política de parte de los gobiernos y mano dura contra la delincuencia, pues este aspecto se les ha ido de las manos.

“Les ha faltado voluntad y honradez; voluntad porque muchos no han querido hacerlo, y otros están coludidos con el crimen, ¿cómo le hacen?”.

Al finalizar la ordenación episcopal de tres obispos auxiliares, en el Santuario de los Mártires, hizo un llamado a los actuales y futuros gobernantes para que, si creen que no podrán con el tema de la seguridad, mejor no se “suban al tren”.

El Cardenal habló de este tema, en referencia al ataque contra el sacerdote Juan Miguel Contreras García, quien fue asesinado ayer en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga.

“Su obligación principal al asumir un cargo de gobierno es dar tranquilidad y seguridad al pueblo, es su obligación principal, la paz de la sociedad, que cumplan con su obligación, no le estamos pidiendo un favor… a los que ya están y a los que van a ser, pedirles que sean conscientes que es su obligación y su deber, y si no lo van a cumplir, mejor que no se suban al tren”.

Sandoval Íñiguez advirtió que estas fechas electorales provocan un desastre en los gobiernos y el servicio público, por lo que no se le da atención a las prioridades.

“Ya no atienden más que a ir recogiendo todo lo que quede por ahí, el año de Hidalgo, a destruir archivos y papeles que los comprometan para que no los juzguen, pero ya la administración y el servicio al pueblo viene mucho a menos los últimos meses”.

SA

Temas

Lee También

Comentarios