Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018

Rediseñan protocolo ALBA para mejorar seguimiento

El documento original seguía instrucciones "ambiguas"; el actual ya contempla seguimiento

Por: El Informador

El rediseño estructural del Protocolo Alba sienta nuevas bases de operación y coordinación en la cadena de búsqueda. EL INFORMADOR

El rediseño estructural del Protocolo Alba sienta nuevas bases de operación y coordinación en la cadena de búsqueda. EL INFORMADOR

Los familiares de Jessica la reportaron como desaparecida cuando no llegó a casa después de clases. Ni con sus amigos o a través del celular la pudieron localizar. Sin embargo, al acudir con las autoridades sugirieron esperar para garantizar que no se hubiera “ido con el novio”. Al día siguiente se descartó esta posibilidad y se emitió una ficha de Protocolo Alba, con la que finalmente la encontraron dos días después.
Para Miriam Pascual Jiménez, la defensora de derechos humanos que colaboró en el resideño del instrumento, el anterior es un ejemplo que demuestra algunas fallas desde su implementación, el 1 de julio de 2016.

El documento original sólo concentraba sus acciones en la búsqueda de las mujeres con base en instrucciones ambiguas y que además dejaban de lado el seguimiento, lo que ya se incluyó en la reelaboración del protocolo.

“El anterior no es operativo, es más bien un libro sobre desaparición, pero no indica los pasos: cuándo aplicar cada uno, qué servidor público tiene que hacerlo, cómo se coordinan. Por lo mismo que no era operativo, se prestaba a la subjetividad y no establecía parámetros mínimos ni máximos. Además, ni siquiera tenía un glosario de conceptos”, dijo.

Aunque contaba con tres fases, ninguna establecía la perspectiva de género y se enfocaba en la localización sin especificar qué atención dar si se le localiza con vida.

El protocolo actual, supervisado por el alto comisionado de la Organización de las Naciones Unidas en México, marca diligencias precisas y específicas para cada servidor público para la localización urgente de la mujer o niña, pues las primeras horas son clave para hallarla con vida.
En el caso de Jessica, la dilación pudo concluir en su muerte y, al no darle seguimiento, las autoridades ignoran si su desaparición derivó de abusos sexuales o violencia intrafamiliar.

El apartado de la investigación era la principal carencia del protocolo y es el principal agregado en el nuevo documento. “Es un protocolo que tiene un apartado de acceso a la justicia porque se pretende que no baste con la localización, sino qué pase después de ella. Por eso es un protocolo de vanguardia, porque en ningún otro estado se establece esa parte, las localizan y ahí se acabó el asunto”.

Jalisco, cuarto lugar en víctimas halladas en el extranjero

Jalisco se encuentra entre las entidades del país donde más mujeres desaparecidas han sido localizadas posteriormente en el extranjero, de acuerdo con información de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) que data de 2013. Los primeros sitios son Puebla (69 mujeres), Michoacán (59), Guerrero (39) y Jalisco, que con 37 casos quedó por encima del Distrito Federal, donde se reportaron 35.

El 97% de las mujeres encontradas en el extranjero estaba en Estados Unidos, principalmente en Los Ángeles, Houston y San Francisco. Sin embargo, también se ubicaron en Canadá, España, Francia, Inglaterra, Alemania, Egipto y Kuwait.

Y dentro del país, Baja California es el Estado donde han aparecido las mujeres de Jalisco encontradas con vida, según datos de 2014 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

PISTAS CLAVE
Factores individuales que favorecen las desapariciones de mujeres
-Un número considerable de víctimas proviene de contextos de desigualdad, pobreza y alta vulnerabilidad social.

-Trastornos psicogénicos, baja autoestima, depresión crónica (causados en parte por eventos previos de victimización, violencia física y sexual, acoso estudiantil, etcétera), además de precarias expectativas del futuro.
 
Factores que aprovecha el agresor
-De acuerdo a la clasificación de Rossmo, el agresor podría clasificarse en una categoría de oportunista y trampero.

-Las víctimas se encontraban en un momento oportuno para el agresor ya que no existía un factor inhibidor de la conducta (ausencia de una figura protectora, ya sea estado o familia).

-Las condiciones del entorno (como el clima, la oscuridad, una casa sola sin una figura protectora, un barrio desolado, etcétera) favorecen la comisión de un hecho delictivo en un lugar que conoce o controla el agresor.

Fuente: Fevimtra.
Confían que con esta nueva lógica de trabajo, las posibilidades de encontrar a las personas desaparecidas crezcan notablemente. EL INFORMADOR

“Es un protocolo que tiene un apartado de acceso a la justicia porque se pretende que no baste con la localización, sino qué pase después de ella. Por eso es un protocolo de vanguardia, porque en ningún otro estado se establece esa parte, las localizan y ahí se acabó el asunto”.

Menores de edad, la mitad de las desaparecidas

En noviembre del año pasado, este medio publicó que el actual titular de la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas en Jalisco, Dante Haro Reyes, afirmó que la mitad de las mujeres desaparecidas en el Estado tiene entre 13 y 18 años.

El funcionario destacó que en algunos de estos casos son ellas mismas las que deciden abandonar sus hogares por problemas de pobreza, drogadicción, o después de contactar a través de las redes sociales a personas que les prometen un mejor desarrollo.

“Hay un gran pico que se presenta de 13 a 18 años, comprende (jóvenes) que han desaparecido por problemas en redes sociales, de pobreza, de drogadicción, pero principalmente, son mujeres de 13 a 18 años”.

Como respuesta a una solicitud de información, vía Transparencia, la Fiscalía estatal señaló que desde junio de 2016, cuando se creó el Protocolo Alba, hasta el 31 de octubre de 2017, se registraron 277 casos de mujeres desaparecidas que no han sido localizadas, de las cuales 146 (52%) tienen entre cero y 17 años.

Localizadas sin vida, 22 mujeres

Entre 2014 y 2017, la Fiscalía General del Estado recibió dos mil 778 denuncias de desaparición de mujeres, de las cuales 22 fueron localizadas sin vida, según el registro “Estadística de mujeres desaparecidas-localizadas”, publicado por el Gobierno del Estado.

Las víctimas han sido mujeres de todos los rangos de edad, desde los dos y siete años hasta los 68; y las ocupaciones van desde estudiantes, amas de casa, empleadas y desempleadas; aunque la gran mayoría correspondió a mujeres que radicaban en la Zona Metropolitana, principalmente en Guadalajara y Zapopan.

Miriam Pascual, activista que colaboró en la redacción del Protocolo Alba, explicó que en realidad no existen en la Entidad rasgos muy generales para que una mujer desaparecida sea asesinada, tal como lo muestran las cifras. “El hecho de ser mujer te hace vulnerable, cualquier mujer es vulnerable de sufrir cualquier tipo de situaciones”.

Sin embargo, no descartó que los factores individuales de las mujeres, como el contexto de donde viven, en su círculo social próximo y en lo regional también influyen.

“La edad, la condición social, son muchos factores, pero todo está emparejado por razones de género, a veces el mismo agresor, su esposo, etcétera, puede reportar la desaparición. Él reporta, cae en contradicciones y resulta que él la mató, también hay antecedentes de tentativa de feminicidio en las desapariciones”.

El documento presenta casos de reportes de desaparición que datan principalmente desde agosto de 2014 en un orden poco preciso hasta octubre de 2017, por lo que abarca casos que van desde antes de la implementación del Protocolo Alba (que arrancó el 1 de julio de 2016) hasta cuando ya operaba en el Estado.

Sin embargo, las cifras dejaron de ser actualizadas. Incluso en el apartado de Transparencia aparece estadística del Protocolo Alba, pero sólo hay información de 2017, y de enero a abril.

Entre estos datos destaca que en esos cuatro meses se reportó la desaparición de 441 mujeres, de las que 136 se permanecen como “no localizadas”. 

Miriam Pacual, que colaboró en la redacción del protocolo ALBA, especificó que el principal motivo de estos crímenes
sigue siendo el género, más allá de cuestiones raciales, socioeconómicas y/o de edad. ARCHIVO / INFORMADOR

Falta personal capacitado 

Si bien el Protocolo Alba Jalisco es un documento de vanguardia en el país para la localización de mujeres desaparecidas y su acceso a la justicia, aún carece de elementos para su correcto funcionamiento, sobre todo en personal capacitado, indicó Miriam Pascual Jiménez, activista que colaboró en la elaboración del instrumento.
 
“Es un buen documento, pero viene ahora el proceso administrativo para que funcione. Faltan peritos especializados en algunas diligencias, pero, por ejemplo, en el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, o en la Policía Cibernética o en el Centro de Inteligencia faltan peritos especializados que no saben hacer las diligencias urgentes”.

Pascual Jiménez urgió a las autoridades a que se enfoquen en perfeccionar el proceso administrativo para que el protocolo sea funcional.

Su reelaboración supone que debe contar con dos áreas, una de búsqueda que funciona bajo el principio de la presunción de vida; y una más de investigación, que garantice la máxima protección y el acceso a la justicia. Esas dos áreas precisan de personal distinto que labore además de manera coordinada.

Otro factor que se requiere es el de la difusión, no sólo en los operadores, sino también entre la población, pues debe exigir el correcto procedimiento para garantizar los derechos humanos de las mujeres desaparecidas.

“Que no sea letra muerta si la ciudadanía no sabe lo que puede exigir. En el anterior protocolo lo leías y no tenía ni pies ni cabeza. Con este protocolo tú, como ciudadano, si lo lees puedes ver las acciones mínimas que tienen que hacer cuando levantas una denuncia”.

Esto no significa que los familiares de desaparecidas deban leer todo el documento, sino que las autoridades desarrollen infografías, diagramas de flujo o carteles con la información necesaria para que las personas sepan, por ejemplo, que no deben esperar 24 horas para denunciar, que la búsqueda debe ser inmediata, etcétera.


GUÍA
Lo que incluye el nuevo aparato de búsqueda
De la localización y el acceso a la justicia:
En los casos de localización sin vida, se deberá aplicar el procedimiento correspondiente al Protocolo de Actuación con Perspectiva de Género para la Investigación del Delito de Feminicidio en el Estado de Jalisco.

Localización con vida:
En caso de que la niña, adolescente o mujer desaparecida sea localizada, solicitará el apoyo de la Coordinación de Atención Ciudadana y la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas de Jalisco (CEEAVJ) con la finalidad de brindarle servicios de orientación sobre sus derechos, procedimientos, servicios y mecanismos de garantía de los derechos de las víctimas u ofendidos.
En caso de advertir riesgo, se deberá adoptar órdenes de protección, y las medidas establecidas en el Código Nacional de Procedimientos Penales tomando en cuenta la situación de vulnerabilidad de la niña o adolescente.
Fuente: Periódico Oficial El Estado de Jalisco.

Temas

Lee También

Comentarios