Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Septiembre 2018

Médicos, maestros y obreros, los más propensos a deprimirse

La presión y la demanda de resultados de estas carreras pueden ser un factor; la recuperación puede tomar cuatro meses, aunque puede alargarse hasta años

Por: Evelyn Olvera

El trabajo mecánico y rutinario en la manufactura puede ser un factor de riesgo para padecer depresión. EL INFORMADOR/Archivo

El trabajo mecánico y rutinario en la manufactura puede ser un factor de riesgo para padecer depresión. EL INFORMADOR/Archivo

Para el presidente del Colegio de psiquiatras de Jalisco, Vicente Molina Ojeda, las personas que no tienen un horario fijo de trabajo pueden estar más vulnerables a padecer depresión.

“Esos trabajos donde se está constantemente rotando de turno son trabajos que tienen un alto riesgo para desarrollar no solamente depresión sino hipertensión, problemas cardiacos, diabetes, aparte de los trastornos mentales debido a los cambios biológicos en sus horas de comida y sueño”.

También señaló el riesgo para trabajadores que están sometido a una gran presión o demanda de resultados, como los médicos, maestros y los aquellos que están relacionados con labores de manufactura.

“Aquellos trabajos mecánicos rutinarios, estar metido en una red de engranaje (…) Los médicos están sometidos a una demanda atendiendo alrededor de 40 pacientes, más las urgencias”.

Detalló que las mujeres son las que más casos de depresión tienen por la presión que ejerce la sociedad en ellas, por la carga de responsabilidades.

“Por más que se hable de la igualdad, en los hechos sabemos que a la mujer se le carga la mano. La mujer además de trabajar tiene que cuidar sus hijos, su hogar, a esto súmale una vulnerabilidad genética”.

Sin embargo, una de cada cinco personas en algún momento de su vida va a experimentar una depresión, señaló el especialista con base en datos de la OMS.

Inseguridad, episodios traumáticos, problemas familiares y condiciones laborales serían las principales causas de la depresión, dijo.

La OMS señala que la falta de apoyo a personas con trastornos mentales y el miedo al estigma, impiden que muchos accedan al tratamiento que necesitan para tener vidas saludables y productivas. Aconseja que además del tratamiento médico, los adultos con algún episodio de depresión realicen actividades físicas.

Serían al menos cuatro meses de recuperación de esta enfermedad para alguien que por primera vez padece y se apega al tratamiento, aunque podría alargarse hasta años y recaer cuando la persona tarda en atenderse.

El especialista destacó que hace falta progresar en las políticas públicas en esta materia ya que actualmente están muy limitadas y fragmentadas para la atención de personas con trastornos mentales.

Síntomas de depresión en trabajadores
Tristeza.
Ansiedad.
Falta de concentración. 

r>Agotamiento. 
Insomnio.
Irritabilidad. 
Cambios en el apetito.
Desasosiego.
Pérdida de interés.

 

Condiciones de incertidumbre, precariedad laboral y los salarios tan bajos son los que están ocasionando estrés a los trabajadores. EL INFORMADOR/Archivo

Por depresión, el IMSS incapacita a trabajadores en el Estado una semana al año en promedio

Desde enero de 2008 hasta septiembre de este año, mil 365 jaliscienses han obtenido ocho mil 878 días de incapacidad laboral por depresión: 6.5 días en promedio. 

Según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la mayoría tiene entre 25 y 45 años de edad. Seis de cada 10 son mujeres. 

El presidente del Colegio de Psiquiatras de Jalisco, Vicente Molina, señala que el porcentaje de personas que solicitan esta prestación es mínimo. 

“Cuando acude ya en busca de una incapacidad es porque la persona realmente ya no puede hacer ningún trabajo. El afectado llega en condiciones muy graves de salud mental. Cuando dejamos que se agrave trae como consecuencia que sea más difícil de curarse y se hace crónico”, explica.

SÍNDROME DE BURNOUT

El estrés afecta la salud física y mental

El síndrome Burnout los envuelve y los paraliza. Grandes cantidades de estrés han hecho que 726 jaliscienses soliciten, en los últimos 10 años, cinco mil 153 días incapacidades laborales al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Ellos, han entrado en el grupo de trabajadores que al padecer estrés laboral ven afectada su salud física y mental. Juntos piden 515 días de incapacidades cada año en promedio.

El estrés crónico les genera desmotivación, agotamiento mental, dolores musculares y daños psicológicos que se convierten en malestares corporales.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) este padecimiento es uno de los principales problemas de los trabajadores, que también perjudica la eficacia de las empresas donde laboran.

No es lo mismo presión, reto o estrés. Según la OMS, “el estrés laboral es la reacción que puede tener el individuo ante exigencias y presiones laborales que no se ajustan a sus conocimientos y capacidades, y que ponen a prueba su capacidad para afrontar la situación.

“Un nivel de presión aceptable para el trabajador puede incluso mantenerlo alerta, motivado y en condiciones de trabajar y aprender, dependiendo del recurso del que disponga y de sus características personales. El estrés aparece cuando esa presión se hace excesiva o difícil de controlar”.

“Es el resultado del desequilibrio entre las exigencias y presiones a las que se enfrenta el individuo, por un lado, y sus conocimientos y capacidades por otro”, se señala en la guía La organización del Trabajo y el estrés de este organismo.

El presidente del Colegio de psiquiatras de Jalisco, Vicente Molina Ojeda, señala que los casos de estrés y depresión casi siempre van de la mano. Dice que se separan clínicamente porque la persona  que tiene estrés o ansiedad no siempre sufre de depresión, sin embargo, esta última sí va acompañada por estrés en  80% de los casos.

“Si nos ponemos a investigar a profundidad, entre 40 y 60% de los trastornos de ansiedad (como el estrés) estarían acompañados por depresión”.

Condiciones de incertidumbre, precariedad laboral y los salarios tan bajos son los que están ocasionando estrés a los trabajadores, añadió.

Una de cada cinco personas en algún momento de su vida va a experimentar una depresión. EL INFORMADOR/Archivo

Incapacidad por estrés

Año Días de incapacidad solicitados por estrés
2008  9  
2009  655
2010 4
2011 0
2012 0
2013    28
2014 175
2015 1,731
2016 954
2017*  597
Total 5,153

*Hasta septiembre de este año. 
Fuente: IMSS.

Incapacidad por depresión

Año Días de incapacidad solicitados por depresión
2008 8
2009  2,027
 2010 0
2011 0
2012  0
2013  28
2014  2,364
2015  1,461
2016   1,835
2017* 1,155
Total   8,878

*Hasta septiembre de este año.

Fuente: IMSS. 

Días de trabajo perdidos

Las enfermedades mentales como la depresión implican un costo que equivale a 4% del Producto Interno Bruto (PIB) de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

La organización Voz Pro Salud Mental menciona que, de acuerdo con una estimación de The Lancet, “la depresión y la ansiedad son responsables de más de 50 millones de días de trabajo perdidos en 36 países, lo cual equivale a una pérdida económica de más de 925 mil millones de dólares”.

NUMERALIA

Aumentan trastornos mentales

888 días de incapacidad solicitan los jaliscienses cada año por depresión. 

7 días en promedio son los que se ausenta del trabajo cada jalisciense deprimido. 

28 días es el máximo que ha otorgado el IMSS de incapacidad por esta razón. 

24 años es la suma de días de incapacidad por depresión solicitados por los jaliscienses en una década. 

6 de cada 10 personas con depresión son mujeres.

9% a 13% de la población mexicana adulta sufre depresión. 

18% se ha incrementado esta enfermedad entre 2005 y 2015.

300 millones de personas aproximadamente viven con depresión en el mundo.

Fuentes: OMS e IMSS

Temas

Lee También

Comentarios