Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Febrero 2019

Justicia alternativa duplicará su capacidad de atención

Con el aumento al presupuesto del que dispondrá en 2019 se pretende la contratación de cerca de 30 trabajadores más y aplicar una reingeniería de procesos

Por: El Informador

Guillermo Zepeda Lecuona, titular del Instituto de Justicia Alternativa, considera que la dependencia a su cargo podrá duplicar su capacidad de atención, que actualmente es de unos 18 mil asuntos al año. EL INFORMADOR/Archivo

Guillermo Zepeda Lecuona, titular del Instituto de Justicia Alternativa, considera que la dependencia a su cargo podrá duplicar su capacidad de atención, que actualmente es de unos 18 mil asuntos al año. EL INFORMADOR/Archivo

¿Cuáles fueron las motivaciones para la creación del IJA?

A raíz de la necesidad de mecanismos de solución de controversias, establecido en el Artículo 17 de la Constitución desde la reforma de 2008, se buscó institucionalizar. Es un modelo paradigmático porque depende del Poder Judicial; entonces, una vez que es validado el convenio entre las partes tiene un peso de cosa juzgada, entonces le da una eficacia importante.

¿Cuáles son las ventajas de la mediación y la justicia alternativa?

Aumenta el acceso porque no necesitan traer abogado. La duración, el indicador más rápido del país es el de Coahuila, donde desde que llega un asunto hasta que se resuelve un acuerdo reparatorio son 13 días en promedio. Y cuando es un accidente de tránsito son tres horas.

¿Cómo califica la gestión de su antecesor?

Ha habido buenos resultados, son 18 mil asuntos (en promedio al año) resueltos. Destacó mucho que antes había una cuestión de restricción presupuestal muy grande, este Instituto llegó a tener un presupuesto de 70 millones, bajaron a 50, luego el último fue de 44 millones. Entonces, el IJA vivía “de prestado” porque el Fideicomiso para la Implementación del Nuevo Sistema le prestaba 10 millones para no cerrar las sedes regionales.

¿Cuál será su nuevo presupuesto?

El Poder Ejecutivo trae esta idea de una cultura de la paz transversal. Entonces, para ser congruentes con ello le han duplicado el presupuesto al Instituto. Se pensaba incrementar en 140%, pero como sabemos no fue muy benévolo para Jalisco el presupuesto federal, entonces atendiendo a esas restricciones solamente se duplicó.

¿Qué les permitirá esto?

Queremos desarrollar el potencial. Se dice que el IJA descongestiona al Poder Judicial pero, sobre todo, es una herramienta de combate a la desigualdad. Hay 30% de jaliscienses que tiene pobreza institucional; cuando acceden a las instituciones hay desventajas insuperables. Con esa óptica, una de nuestras metas es que no quede un solo municipio sin un centro de mediación comunitaria.

¿Habrá novedades en su proyecto?

Hay una nueva Ley de Mecanismos Alternativos en Justicia Cívica. En Morelia, por ejemplo, de las 108 víctimas de homicidio en el primer semestre, 84 habían tenido un proceso abierto en justicia cívica; es decir, personas que habían sido detenidas bebiendo en la vía pública, escandalizando, teniendo problemas con los vecinos… Entonces, vamos a buscar allí la mediación para atajar esos conflictos antes de que escalen o detectar zonas de riesgo.

Tras su primer diagnóstico, ¿se contempla una reingeniería?

Habrá una reingeniería de procesos, que es llegar a un filtro previo donde un Ministerio Público, que no es el mismo que investiga, recibe el asunto y, con un protocolo estricto, califica un caso para mediación y lo envía. No como en otros estados, donde llega el asunto directo con el Ministerio Público que integra la investigación y que puede tener una práctica inapropiada y retenga un caso que se puede ir a mediación.

¿Cómo encontró al personal? ¿Está suficientemente capacitado?

Hay muy buen capital humano. Vamos a certificar, sobre todo en materia penal; no están certificados. Afortunadamente, ahora que estamos entrando, mi equipo de colaboradores conoce muy bien el Instituto. Trabajamos en un diagnóstico donde sabemos quién es quién, entonces hubo la posibilidad de retener a la mayoría, que son muy buenos elementos.

¿Hay algún problema que haya detectado?

En el área de Validación. Probablemente porque estaban saturados, hay poco personal porque algunos estaban comisionados. Se va a apostar por mejorar en la reingeniería de procesos. También los mediadores que estén bien capacitados, desde que llegue el asunto sepan si se puede mediar o no se puede mediar

¿Cuánto tiempo le tomará para empezar a dar mayores resultados?

El 4 o 5 de enero vamos a presentar el plan de trabajo. Somos 115 los empleados del Instituto y vamos a hacer una planeación participativa, dónde estamos, dónde vamos a estar, cuál va a ser la ruta, qué nos hace falta, escoger prioridades. Para que una programación sea eficiente hay que aterrizarla con indicadores y metas concretas y tiempos; habrá metas a los 100 primeros días, a los tres meses, a los seis meses, anual, y yo creo que dentro de las que tendremos en los primeros tres meses es tener las sedes donde no tenemos presencia: Cihuatlán y Colotlán, y haber visitado todas las sedes.

¿La saturación de casos se podrá corregir con más personal o con la reingeniería?

Apuesto mucho por la reingeniería. En el área de Validación sí se necesita más personal de mediación, son 24 mediadores, yo creo que al menos van a ser 27 más y unos tres, cuatro coordinadores. Se tienen sólo tres servidores por cada región y hacen las veces de coordinación, facilitan, validan y notifican. Entonces, al menos que haya cinco en cada región.

¿Y esto junto con la reingeniería cuánto ampliaría la capacidad de atención?

Por lo menos creo que en el primer año se van a duplicar o triplicar los asuntos, porque en algunos temas hay buena cobertura.

Sobre la política de austeridad, ¿habrá ajustes de sueldos?

Sí. De hecho, en teoría el titular del Instituto de Justicia Alternativa se equipara su sueldo al de un magistrado, pero no será así. Voy a ganar mucho menos. El incremento al presupuesto se va a dar con esta política de austeridad, pero el salario de los notificadores neto es de unos siete mil 800 pesos. En ese sentido, parte de eso es fortalecer su salario, el de los auxiliares administrativos. Los directivos van a mantenerse con salarios más acotados.  

Temas

Lee También

Comentarios