Domingo, 25 de Septiembre 2022

Estudiar en línea, el reto de profesores y alumnos ante COVID-19

En el Centro Universitario de Ciencias de la Salud de la UdeG, hay profesores que no tienen experiencia con plataformas digitales

Por: Siboney Flores

En el CUCS se otorgó un taller para que sus estudiantes aprendan a utilizar herramientas digitales y poder así hacer sus clases de manera virtual. EL INFORMADOR / ARCHIVO

En el CUCS se otorgó un taller para que sus estudiantes aprendan a utilizar herramientas digitales y poder así hacer sus clases de manera virtual. EL INFORMADOR / ARCHIVO

¿A quién le preocupa más? ¿A los maestros o a los estudiantes universitarios? En el Centro Universitario de Ciencias de la Salud donde las clases son primordiales para entender el cuerpo humano y donde se necesita de realizar prácticas constantes, la llegada del COVID-19 y por consiguiente la suspensión de actividades presenciales pone un reto a toda la comunidad universitaria. 

Mientras los residentes y médicos pasantes se acercaron esta mañana a las instalaciones del centro universitario para conocer cuáles serán las actividades a seguir, los estudiantes comienzan una organización repleta de rigor y disciplina de la mano de maestros.

Francisco, uno de los docentes del centro comenta que: “A lo mejor en universidades de paga ya estaba resuelto el tema de comunicación entre maestros y alumnos, aquí hay profesores que tienen experiencia con plataformas digitales pero hay otros que no”.

Y aunque suene sencillo la conversión a la web, para los estudiantes el reto inicia. Alejandra Escobedo es estudiante de medicina y desde el anuncio de la suspensión de clases recibió un correo institucional que indicaba que para iniciar las clases de manera virtual, debía acceder a la página web del centro universitario, dar clic en el apartado de control escolar y tras acceder con su número de estudiante y contraseña podría encontrar el contacto de los doctores que le imparten clase.

El docente platica que el reto es que precisamente se cumpla el compromiso de que los alumnos se comprometan a buscar a los maestros para poder realizar las tareas y los maestros busquen a sus alumnos para impartir las clases.

De momento Alejandra y su amiga, también de nombre Alejandra, ya se pusieron en contacto con sus profesores. Tres de sus maestros ya les dijeron sí la clase será impartida por videoconferencia o sí solo se tratará de entregar trabajos a la plataforma digital y bajo qué fechas. Ellas explican que su reto es ser muy autodidactas porque “no va ser igual la exigencia que las clases presenciales, tu vas a leer lo que quieras y hasta donde quieras”.

Francisco explica que para poder llevar las clases de manera virtual,  las distintas academias del centro universitario otorgaron durante el pasado sábado, domingo y lunes, un taller para aprender a utilizar herramientas digitales y poder hacer sus clases de manera virtual.

En un centro de estudios donde las prácticas se realizan de manera constante, el docente platica que el tiempo que los alumnos no pueden asistir  a las prácticas, cada maestro deberá realizar ideas y proyectos en lo particular para resolver su clase y enfatiza, que en sí, la virtualidad no es un reto pues: “Todo está planeado solo es cuestión de llevarlo a una plataforma web, en la actualidad  los alumnos deben de buscar información y el profesor dirige, ya no es como antes”.

 

NR

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones