Martes, 17 de Mayo 2022

Estos son los beneficios y las precauciones frente a los videojuegos

Susana Trujillo, directora del Centro de Atención Educativa y Psicológica, nos muestra algunos aspectos positivos de esta actividad

Por: Rubí Bobadilla

Piden no satanizar los juegos de video cuando hay más factores que pueden influir en el comportamiento de los menores y adolescentes. EFE/ARCHIVO

Piden no satanizar los juegos de video cuando hay más factores que pueden influir en el comportamiento de los menores y adolescentes. EFE/ARCHIVO

Esta semana el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó que lanzará una campaña contra los videojuegos que fomentan la violencia y el uso de armas, por considerar que “generan patrones de enfermedad y adicción”.

Pero, ¿qué tan malos pueden llegar a ser los videojuegos? ¿hay en ellos alguna característica favorable?

De acuerdo con la psicóloga y directora del Centro de Atención Educativa y Psicológica (CAEP), Susana Trujillo, el uso de videojuegos supervisado por los padres y/o tutores favorecen, en los menores de edad, a desarrollar diversas habilidades como trabajo en equipo, de la orientación temporal y espacial, creación de estrategias, mejoran la memoria, el aprendizaje e incluso, hasta puede facilitar el aprendizaje de otro idioma (para el caso de los juegos que no están en español).

“Hay juegos que sí son muy violentos donde hay que robar, atropellar personas, guerra, pero cada juego tiene una edad recomendada para jugarlo, entonces tomando en cuenta esto es beneficioso por ejemplo, en el caso de los niños chiquitos, ayudan para aprender colores, instrucciones cognitivas. Pero vamos de juegos a juegos, el papá o la mamá son totalmente responsables de qué juego le van a comprar a su hijo”, explicó la psicóloga.

Sin embargo, dijo, hay otros puntos ante los cuales deben tomarse precauciones para evitar situaciones no tan favorables en los menores y los adolescentes, como por ejemplo, que pueda llegar a crearse alguna adicción a ellos o que estos influyan para que el menor comience a mostrar actitudes violentas, sin dejar de lado que al jugar en línea pueden convertirse en presa de los delincuentes que utilizan estos videojuegos como gancho para atraerlos.

Por ello señaló, es responsabilidad de los padres mantener la vigilancia y el seguimiento de los juegos en los cuales participan sus hijos, con quiénes juega (en el caso de hacerlo en línea) y de moderar el tiempo y poner límites sobre las horas que juega.

“La función como papá o mamá es enseñarles que es ficción, sobre todo en videojuegos tan violentos, que no se puede ir por la calle atropellando o matando gente, que se trata solo de un juego. También tienen que medir tiempos, poner límites, porque los videojuegos son muy adictivos”, expresó.

Por último, la psicóloga pidió no satanizar los juegos de video cuando hay más factores que pueden influir en el comportamiento de los menores y adolescentes, como el entorno en el que se desarrollan, por ejemplo, si hay violencia familiar o insultos en casa. “No es el juego, hay que ver qué más hay, buscar que haya más escuela para padres, que no se les prohíba las cosas, pasar cada etapa con ellos”, añadió la especialista.

JM

Temas

Lee También