Lunes, 24 de Junio 2024

Con música, lágrimas y alegría, visitan a sus mamás en los panteones

Miles acudieron a los cementerios del Área Metropolitana de Guadalajara para conmemorar el 10 de mayo

Por: El Informador

Aunque doloroso, algunas familias llevaron serenatas a sus madres. EL INFORMADOR/A. Navarro

Aunque doloroso, algunas familias llevaron serenatas a sus madres. EL INFORMADOR/A. Navarro

Como cada año, miles de tapatíos celebraron el 10 de mayo por el día de las madres, sin embargo, otros tantos acudieron a los panteones de la metrópoli para recordar a sus mamás ya fallecidas. 

Los múltiples cementerios de la ciudad recibieron a la ciudadanía pese al abrasador calor del sol que marcaba una temperatura de hasta 39 grados en algunos puntos de la Zona Metropolitana de Guadalajara, sin embargo, eso no fue impedimento para que acudieran a recordar a sus madres. 

Fue el caso de la familia Suárez González, quienes acudieron para recordar a su madre, Rosario González, quien falleció hace dos años tras más de 90 años de vida. En el panteón Guadalajara y con una lona para cubrirse de los rayos solares, la familia llevó música para cantar y recordarla.

“Sentimos la alegría como cuando la teníamos en vida porque cada ocho días nos reuníamos todos, no éramos muchos, pero sí un puño. Cada año era distinto porque nos reuníamos todos: era marimba, mariachi, música, toda la banda. De todas las de amor de antes”, dijo Rodrigo Suárez González, uno de los hijos de la ya fallecida. 

Al ritmo de canciones de la Sonora Santanera, los Freddy ‘s, norteño y mariachi, la tumba de Rosario González se llenó de música y canciones por parte de sus familiares. 

“Ahorita vamos con los Freddy 's para mi compadre, mi carnal y mi mamá los Cuervos de Jalisco”, comentó Rodrigo quien también hizo mención a su hermano y su padre, ambos fallecidos también. 

El legado de Rosario es grande para su familia: siete hijos, 33 nietos, 25 bisnietos y 10 tataranietos. 

Más tranquilas, pero con la misma alegría acudieron familiares de Zenaida, cuya hija, Cecilia, fue acompañada por su hermana y algunas sobrinas e hija para recordarla en el primer día de las madres que pasan sin ella, pues falleció el pasado 19 de febrero. 

“Ya se nos fue, le llegó su hora cuando Dios la llamó. Sí nos duele porque ya no la volveremos a ver y precisamente con ella, pero es bueno porque ya está mejor. Cuando menos nos dejó amarla, vimos que sus últimos días ya estaba batallando. La extrañamos, pero en el corazón la tenemos presente”, indicaron.

En Guadalajara hubo más de 54 mil asistentes. Mientras que en Tlaquepaque y Tonalá tres mil asistentes por cada uno; en Tlajomulco de Zúñiga se registraron mil 900 tumbas visitadas.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones