Jueves, 23 de Mayo 2024

Tapatíos se preparan con rosca para recibir a los Reyes Magos

Desde las tradicionales hasta las más innovadoras, las familias buscan la mejor para llevar a casa

Por: El Informador

Desde cadenas de panaderías, hasta las tradicionales de barrio, la Rosca de Reyes no falta en las mesas de los tapatíos. EL INFORMADOR/ A. Navarro

Desde cadenas de panaderías, hasta las tradicionales de barrio, la Rosca de Reyes no falta en las mesas de los tapatíos. EL INFORMADOR/ A. Navarro

La Zona Metropolitana de Guadalajara se prepara para celebrar el día de los Reyes Magos con la tradicional Rosca de Reyes, la cual diversas panaderías y pastelerías de la ciudad comienzan con su venta desde finales de diciembre para poder disfrutar de más días del delicioso sabor de este tradicional pan en forma ovalada.

Los gustos varían de un municipio a otro, pero sin duda alguna, la Pastelería Luvier en Guadalajara se ha ganado la preferencia de los tapatíos con las Roscas de Reyes que presentan en cinco tamaños: mini individual, clasificación A (4-6 porciones), clasificación B (10-12 porciones), clasificación C (20-24 porciones) y clasificación D (35 a 40 porciones).

Tienen para escoger entre la rosca tradicional, misma que está rellena de frutos secos y la de sabor chocolate, la cual está rellena del mismo ingrediente. Los precios van desde los 85 pesos, hasta los mil 690 pesos para la rosca tradicional. Mientras que, el costo de la de chocolate oscila entre los 70 pesos y mil 330 pesos.

En Tlaquepaque, la Pastelería Petit, se posicionó en el agrado de las personas por la ubicación tan cercana al centro de la comuna y también por la calidad en el sabor de sus roscas. Aquí se manejan dos presentaciones, la chica con un costo de 319 pesos y la grande 519 pesos. Se puede elegir entre frutos rojos y nuez o con crema pastelera, si prefieres, puedes combinar los tres. 

Aunque para los zapopanos el gusto es muy variado, la panadería Cuca y Lupe destacó por la esponjosidad en sus roscas de reyes y la variedad en sus sabores, aunque sólo manejan un tamaño que alcanza para 10 personas. Los precios varían por su contenido, está la tradicional sin relleno a 295 pesos, la de crema de avellanas o nata cuesta 445 pesos y la de tres sabores está en 480 pesos, en esta última se pueden encontrar los sabores de nata, queso con zarzamora y crema de avellanas.

Por último, en Tonalá, Panadería Don Bosco luce por la instantaneidad y exquisitez en sus productos, además de presentarse también como una de las más económicas, puesto que la tradicional que empieza por un tamaño individual con costo de 80 pesos, rosca mini en 140 pesos, la chica 250 pesos, mediana en 450 y la grande 650 pesos.

Ya que, si lo tuyo es preferir rosca de reyes rellenas, Don Bosco ofrece cuatro sabores: fruta seca, cajeta, chocolate y crema pastelera. El precio aumenta un poco, iniciando desde los 110 pesos hasta los 700 pesos la más grande.

EL INFORMADOR

Una tradición mexicana con un toque francés 

La tradición mexicana de la Rosca de Reyes se mantiene en la Panadería Karmele, pero Miren y Edurne Navarro, hermanas y dueñas de este negocio, decidieron salirse del molde e innovar con los sabores que tienen influencia francesa, para expandir el gusto en sus consumidores. 

Karmele, ofrece una rosca con crema de almendras, 70% de chocolate y tiene una cobertura de los mismos componentes, con un toque de azúcar glas; cuenta con tres tamaños, chica (195 pesos), mediana (360 pesos) y grande (680 pesos). En esta panadería, las roscas de reyes comienzan a salir desde el 4 de enero y, principalmente, se manejan sobre pedido, ya que su demanda es muy alta.

“Actualmente, nuestra capacidad nos permite realizar una mayor producción de la que realizábamos anteriormente, sin embargo, de alguna forma, no podemos dar abasto al 100%. Aproximadamente somos 36 personas que conforman el equipo”, expresó María Ibarra, jefa de servicio.

Luvier, una tradición de casi 50 años

Fundada en 1975, la Pastelería Luvier se ganó un lugar en el corazón de los tapatíos por la exquisitez que presentan sus productos y, en esta temporada, la Rosca de Reyes se presenta como un estandarte del establecimiento, ya que las personas están dispuestas a gastar más gran parte de su tiempo para alcanzar una pieza y poder compartirla con su familia. 

La rosca por la que más nos buscan es la tradicional que hacemos desde hace casi 50 años. Más recientemente, decidimos incursionar con el sabor de chocolate. Nosotros empezamos con la venta de la Rosca de Reyes poco después de Navidad y seguimos haciendo bajo pedido hasta el día de la Candelaria”, indicó Francisco Ramos, director operativo. 

En Karmele realizan una rosca diferente, pero apegados a la tradición. EL INFORMADOR/ A. Navarro

CT 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones