Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 19 de Noviembre 2018

Centro de Readaptación Femenil da refugio a 11 hijos de reclusas

Los niños reciben servicios de educación inicial desde los cuatro meses hasta que cumplen los tres años, edad a la que son transferidos con sus familias en el exterior

Por: El Informador

Se prevé que la población de menores aumente a 15 antes de que termine el año, dado que cuatro reclusas están embarazadas. EL INFORMADOR/Archivo

Se prevé que la población de menores aumente a 15 antes de que termine el año, dado que cuatro reclusas están embarazadas. EL INFORMADOR/Archivo

Son 11 los menores que viven junto con sus madres en el Centro de Readaptación Femenil de Puente Grande y se espera que la población aumente a 15 antes de que termine el año, dado que cuatro reclusas del penal se encuentran embarazadas y darán a luz en los próximos meses.

Los niños reciben servicios de educación inicial desde los cuatro meses hasta que cumplen los tres años en el Centro de Desarrollo Infantil Estatal (Cendi) número 7 “Fortino Jaime Ibarra”, ubicado dentro de las instalaciones del reclusorio, a un costado del dormitorio D del Centro de Readaptación Femenil.

“Es un dormitorio especial asignado para que los menores convivan con sus madres”, señala María de la Luz García Talavera, directora de la Comisaría de Reinserción Femenina.

Al alcanzar los tres años, los niños son transferidos con sus familias en el exterior. En caso de que no cuenten con ellos, se les busca hogar con una familia que les pueda proporcionar los cuidados adecuados y donde puedan tener contacto con su madre reclusa.

Sin embargo, los menores también pueden salir al exterior a convivir con sus padres u otros familiares durante periodos indeterminados de tiempo, siempre y cuando las madres así lo autoricen.

Este Cendi comenzó sus funciones dentro de Puente Grande hace 12 años. Actualmente cuenta con tres maestras, una nutrióloga y la directora del centro, quien también es psicóloga.

Las madres, las cuales tienen principalmente entre 18 y 30 años de edad, en la mayoría de los casos ya estaban embarazadas o tenían hijos al momento de ser ingresadas al penal. 

Temas

Lee También

Comentarios