Sábado, 08 de Agosto 2020

Yemen recibe 43 toneladas de material sanitario para hacer frente al COVID-19

Autoridades resaltan que el sistema de salud yemení funciona sólo a la mitad de sus capacidades

Por: EFE

El cargamento incluye suministros de laboratorio, respiradores, material sanitario y todo lo necesario para realizar test del coronavirus. AP /

El cargamento incluye suministros de laboratorio, respiradores, material sanitario y todo lo necesario para realizar test del coronavirus. AP /

Un cargamento de 43 toneladas de suministros sanitarios, incluidos test y material de protección frente al coronavirus, han llegado a Yemen en medio de la falta de fondos y recursos para hacer frente a esta emergencia, que se suma en el país árabe a la peor crisis humanitaria del mundo, según la ONU.

La Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA) en Yemen informó hoy que el cargamento incluye suministros de laboratorio, respiradores, material sanitario y todo lo necesario para realizar test del coronavirus, y ha sido donado a través de la Iniciativa Internacional para el COVID-19 en el Yemen (IICY, por sus siglas en inglés).

"Esta donación llega en un momento crítico. Tendrá un impacto grande e inmediato sobre el terreno para ayudar a llenar los huecos en los hospitales y laboratorios de todo el Yemen", afirmó en un comunicado el coordinador humanitario de la ONU en funciones en este país, Auke Lootsma.

Agregó que la IICY es "un ejemplo" de como Naciones Unidas puede "trabajar junto al sector privado para hacer frente a las amenazas humanitarias".

La iniciativa reúne empresas yemeníes y multinacionales con agencias de la ONU para luchar contra la pandemia del COVID-19 en Yemen, donde se han registrado hasta el momento 909 infectados y 248 muertos por la enfermedad.

Sin embargo, estos datos sólo corresponden a las áreas controladas por el Gobierno reconocido internacionalmente, con sede en la ciudad costera de Adén, adonde ha llegado parte de la ayuda transportada a bordo de aviones.

Otra parte del cargamento ha sido entregada en la capital Saná, en manos de los rebeldes hutíes, que también dominan zonas del norte y el oeste del país y no ofrecen datos de forma periódica sobre los casos de coronavirus en sus territorios.

El jefe de la IICY, el empresario yemení Nabil Hayel Saeed Anam, afirmó en la nota que Yemen "está al borde de la catástrofe" por lo que es necesario "trabajar juntos" para ayudar al país a hacer frente a la pandemia con un sistema sanitario destrozado por cinco años de conflicto armado.

Según datos de la OCHA, el sistema de salud yemení funciona sólo al 50 % de sus capacidades y la malnutrición crónica ha dejado a la población del país (unos 30 millones) más expuesta al coronavirus, con estimaciones de que hasta 64 mil personas podrían fallecer y 460 mil necesitarían ser hospitalizadas en algún momento.

GC

Coronavirus

Temas

Lee También