Jueves, 06 de Agosto 2020

A 18 días del primer contagio de COVID-19, Yemen confirma cinco casos

La ciudad de Adén, en donde se registraron las infecciones, comenzó a implementar una serie de medidas entre temores de que el virus se propague

Por: EFE

Una costurera yemení confecciona decenas de cubrebocas; la perspectiva de otra emergencia sanitaria afecta aún más al país, afectado por las guerras y la falta de hospitales. EFE/Y. Arhab

Una costurera yemení confecciona decenas de cubrebocas; la perspectiva de otra emergencia sanitaria afecta aún más al país, afectado por las guerras y la falta de hospitales. EFE/Y. Arhab

Las autoridades yemeníes confirmaron hoy cinco casos de COVID-19 en la ciudad de Adén, en el sur del Yemen y sede del Gobierno internacionalmente reconocido, 18 días después de anunciar el primer y único contagio desde el estallido de la pandemia.

El Comité Nacional de Emergencias para el Coronavirus de Adén informó en su página de Facebook de que ha detectado cinco casos de COVID-19 en esta ciudad costera, sin aportar más detalles.

Ante esta situación, el Consejo Transitorio Sureño (CTS), que también tiene su sede en Adén y está enfrentado al Gobierno central, decretó un toque de queda de 24 horas en la localidad a partir de la medianoche de mañana jueves por un plazo de tres días.

Asimismo, ordenó la clausura de mercados, centros comerciales, restaurantes y mezquitas por dos semanas, así como el cierre de "todos los accesos terrestres a todas las provincias del sur", cuya autonomía reclama el CTS.

En esas áreas sólo se permitirá la entrada de productos alimentarios, combustible y ayuda humanitaria.

El Gobierno yemení reconocido internacionalmente informó el 10 de abril del primer caso de coronavirus en el país: un trabajador portuario de la localidad de Al Sheher (sur), que esta semana salió del hospital tras haberse recuperado.

El Yemen fue el último país árabe en anunciar casos de la COVID-19 en su territorio, pero Naciones Unidas alertó ayer de "una probabilidad muy real" de que la enfermedad infecciosa podría estar propagándose en el país sin ser detectada.

Por su parte, los rebeldes hutíes, que controlan la capital, Saná, y áreas del norte y el oeste del Yemen, han pedido ayuda internacional para hacer frente a la pandemia, admitiendo que no disponen de los medios en los territorios que controlan y que están devastados por cinco años de conflicto armado.

 

JM

Coronavirus

Temas

Lee También