Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Febrero 2019

Santa Claus cambia su trineo por un autobús en Ecuador

Carlos Yánez, un chofer de 44 años, lleva alegría a los pasajeros, quienes gracias a la iniciativa "bus navideño" no pagaron el pasaje del día y recibieron obsequios

Por: AFP

Este es el segundo año consecutivo que Yánez personifica a Santa Claus. AFP/C. Vega

Este es el segundo año consecutivo que Yánez personifica a Santa Claus. AFP/C. Vega

Santa Claus cambió sus renos y su trineo para conducir un autobús en Ecuador, donde este viernes repartió caramelos a los usuarios del transporte público de Quito.

"Es muy hermoso, emocionante ver esto. Es una atracción ver que por lo menos hay el espíritu de la Navidad"

Carlos Yánez, un chofer profesional de 44 años, dejó de lado la camisa y el pantalón que usa para trabajar. En su lugar, vistió un traje rojo de Santa Claus para alegría de los pasajeros, que por esta ocasión no debieron pagar por su pasaje.

Este es el segundo año consecutivo que Yánez personifica a Santa Claus en la iniciativa denominada "bus navideño", que Translatinos, la cooperativa de transporte donde trabaja, emprendió en 2005. Desde entonces, un día cercano a la Navidad, uno de los vehículos es seleccionado para repartir golosinas entre los usuarios.

Así "damos a conocer nuestro lado más humano, más sentimental y más amable al usuario", dijo a la AFP este Santa Claus sudamericano que, pese al calor en Quito, lucía con una sonrisa una tupida y sofocante barba blanca.

La particular jornada de trabajo empezó a las 05:30 locales, cuando salió en el primer recorrido desde el extremo sur de la ciudad hasta el norte. Adornado con guirnaldas y flores de papel, el autobús sorprendió a los pasajeros.

"Tengo la suerte de que aparte de llevar usuarios también llevo sueños, anhelos, esperanzas"

"Es muy hermoso, emocionante ver esto. Es una atracción ver que por lo menos hay el espíritu de la Navidad. La gente está contenta", comentó a la AFP Rocío Constante, una maestra de 61 años que tomó el autobús.

Aunque intentó pagar los 0.25 centavos que cuesta el boleto de autobús en Quito, una mujer disfrazada de duende se negó a recibir el dinero. En cambio, le entregó una pequeña bolsa con galletas y caramelos.

"Tengo la suerte de que aparte de llevar usuarios también llevo sueños, anhelos, esperanzas. Como conductores es para nosotros algo satisfactorio", agregó Yánez.

El recorrido del "bus navideño" se extenderá hasta las 21:00 de este viernes.

JM

Temas

Lee También

Comentarios