Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Octubre 2018

Quito ordena acciones militares contra rebeldes colombianos

Autoridades declaran cuatro días de luto por periodistas asesinados, y prometen actuar contra los responsables

Por: El Informador

Miembros del gremio periodístico lloraron ayer por sus colegas muertos. EFE

Miembros del gremio periodístico lloraron ayer por sus colegas muertos. EFE

El Gobierno ecuatoriano declaró ayer cuatro días de luto nacional tras confirmar el asesinato de dos periodistas del diario El Comercio y su chofer, quienes fueron secuestrados el pasado 26 de marzo por rebeldes disidentes colombianos.

Además, el presidente Lenín Moreno ordenó acciones militares en la frontera con Colombia, uno de los puntos estratégicos en la ruta del Pacífico para transportar cocaína a Estados Unidos a través de Centroamérica.

“Hemos reiniciado las operaciones militares y policiales (...) que fueron suspendidas y dispuesto inmediatamente el despliegue de las unidades élite de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional”, declaró Moreno.

Desde Lima, donde participa en la Cumbre de las Américas, el presidente Juan Manuel Santos condenó los hechos, pero aseguró que éstos ocurrieron en Ecuador “con un individuo de nacionalidad ecuatoriana”; mientras que Quito afirmó que el periodista Javier Ortega (32), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el conductor Efraín Segarra (60) fueron ultimados en territorio colombiano. Al final, una delegación de Colombia encabezada por el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, acudió a la capital ecuatoriana para coordinar acciones.

La comunidad internacional rechazó el “cobarde” ataque a los periodistas y envió sus condolencias al pueblo ecuatoriano. Asimismo, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) exigió “que el asesinato de estos nuevos mártires del periodismo no quede impune”, mientras que el director de Human Rights Watch para América Latina, José Miguel Vivanco, instó a los presidentes de Ecuador y Colombia a redoblar esfuerzos” para “asegurar que estos delitos sean investigados, procesados y castigados”.

Ofrecen recompensa para capturar al “Guacho”

El presidente Lenín Moreno incluyó ayer al “narcoterroristaWalter Artízala, alias “Guacho” en la lista de los más buscados de Ecuador y ofreció una recompensa de 230 mil dólares por información que permita la captura del líder del Frente Oliver Sinisterra, un grupo rebelde de las FARC, responsable de la muerte de los trabajadores del diario El Comercio.

Esa cuantía, que en principio se había fijado en 100 mil dólares, se incrementó tras la reunión de los ministros de Defensa de Ecuador y Colombia, Patricio Zambrano y Luis Carlos Villegas, respectivamente.

Por su parte, el grupo rebelde emitió un comunicado de prensa en el que señaló el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, murieron “en un intento fallido de asalto de las fuerzas militares ecuatorianas y colombianas en las montañas de la frontera”. Y declararon como culpables de “esta penosa situación” a los presidentes Juan Manuel Santos y Lenín Moreno, a los fiscales Nestor Martinez y Carlos Baca Mancheno y a los comandantes de fuerzas militares Luis Carlos Villegas y Patricio Zambrano Restrepo.

Además, el grupo armado solicitó que los organismos internacionales que hagan el trámite respectivo para retirar a los militares, ecuatorianos y colombianos, de la frontera para hacer entrega de los cuerpos de los periodistas.

PROFESIONALES

Javier Ortega, periodista
Ortega, de 32 años, era el último de tres hermanos; soltero y sin hijos. Su familia lo describe como un hombre sereno, y sus amigos recuerdan sobre todo su sonrisa contagiosa. Vivió su adolescencia en Valencia, España, donde trabajó en una heladería. A su regreso a Ecuador, comenzó a estudiar periodismo. Trabajaba en “El Comercio” desde hacía seis años, cubriendo temas judiciales y de seguridad. Entre sus coberturas destacadas figuran el terremoto que asoló la costa ecuatoriana en 2016, y el accidente aéreo que dejó 22 militares muertos en la Amazonía ese mismo año.

Paúl Rivas, fotoperiodista
El fotógrafo, que el 25 de abril cumpliría 46 años, tenía novia y una hija de 15 años. Dejó de lado una carrera en la publicidad por el oficio de “dibujar con la luz”, al tiempo que coleccionaba cámaras antiguas. Un fotorreportaje sobre los familiares de personas desaparecidas le dio el premio Eugenio Espejo, que entrega la Unión Nacional de Periodistas (UNP) de Quito. Además, ganó en dos ocasiones el premio Jorge Mantilla Ortega, que concede el diario en el que trabajaba desde hace 20 años.

Efraín Segarra, chofer
Conocido como “Segarrita”, Efraín tenía 60 años y era padre de dos hijos, uno de ellos reportero del matutino de Quito. En 16 años de servicio en el periódico se aficionó a la fotografía. En su celular coleccionaba las ‘selfies’ en cada ciudad que visitó, según su familia. De espíritu aventurero, Segarra trabajó como conductor en un ministerio y en un banco, en el que llegó a manejar camiones blindados. Era aficionado al popular Deportivo Quito, del que ostentaba una colección de camisetas.

Temas

Lee También

Comentarios