Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 20 de Septiembre 2019

Presidente Ortega dice que Estados Unidos debería invertir en Nicaragua

Destaca la seguridad del país que preside en comparación con los del Triángulo Norte, aunque actualmente vive una crisis sociopolítica que ha dejado 328 muertos 

Por: El Informador

EU y Canadá han sancionado a la esposa de Ortega, Rosario Murillo, así como a otros familiares y miembros de su gobierno. AFP/Archivo

EU y Canadá han sancionado a la esposa de Ortega, Rosario Murillo, así como a otros familiares y miembros de su gobierno. AFP/Archivo

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, afirmó que el Gobierno de Estados Unidos (EU), que tiene problemas con la migración irregular en su frontera Sur, “debería invertir” en el país centroamericano, que según él sigue siendo el más seguro de la región pese a la crisis sociopolítica que enfrenta.

“No sentimos una actitud de parte del Gobierno de Estados Unidos para invertir para que esos países (El Salvador, Honduras y Guatemala) tengan mejores condiciones. Deberían invertir en Nicaragua porque aquí los protegemos del narcotráfico”, dijo.

El mandatario, quien al igual que el presidente Nicolás Maduro, es acusado de ordenar ataques que han dejado cientos de opositores muertos, se quejó de que EU “les quita recursos que ya están asignados a Centroamérica para ir a colocarlos contra Venezuela”.

Ortega, quien tiene a varios familiares y allegados con sanciones económicas impuestas por EU, afirmó que “Nicaragua está sufriendo los efectos de estas agresiones, económicas comerciales”, aunque aclaró: “no nos referimos a agresiones personales”.

EU y Canadá han sancionado a la esposa de Ortega, Rosario Murillo, también vicepresidenta de Nicaragua; a su hijo Laureano Ortega Murillo; a su consuegro y jefe de la Policía, Francisco Díaz; y a casi 10 allegados, con base en miles de denuncias por violaciones de derechos humanos contra la población disidente.

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que responsabiliza al Gobierno de Ortega por crímenes “de lesa humanidad”.
Organismos humanitarios locales sostienen que el número de víctimas mortales alcanza los 595 y el Gobierno reconoce 200.

Temas

Lee También

Comentarios