Miércoles, 19 de Junio 2024

Buscan sobrevivientes por alud en Papúa Nueva Guinea

Temen por víctimas de al menos 60 casas que quedaron bajo rocas, tierra y troncos

Por: AP .

Hasta ocho metros de escombros, tierra y rocas de una montaña sepultaron a la comunidad. AP/B. Sipa

Hasta ocho metros de escombros, tierra y rocas de una montaña sepultaron a la comunidad. AP/B. Sipa

Los sobrevivientes escarbaban con las manos entre toneladas de tierra y escombros en busca de familiares desaparecidos, al tiempo que un primer convoy de emergencia entregó alimentos, agua y otras provisiones en el sitio donde ayer se registró un deslizamiento de tierra que devastó una aldea remota ubicadas entre las montañas de Papúa Nueva Guinea.

 Rescatistas y Gobierno temen por decenas de familias sepultadas. Un primer equipo de evaluación reportó que 100 personas estaban muertas y 60 casas sepultadas a un costado de la ladera que se desplomó en la provincia de Enga, unas horas antes del amanecer de ayer, dijo Serhan Aktoprak, jefe de la misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en esta nación del Pacífico Sur. 

Aktoprak reconoció que, en caso de que sea correcto el número de casas que las autoridades locales calculan han sido sepultadas, la cifra de fallecidos podría ser dramáticamente más elevada.

Ayer, muy pocos cadáveres habían sido recuperados de la amplia franja de tierra, rocas y árboles trozados que cayó sobre Yambali, una aldea de casi cuatro mil  personas que se encuentra a 600 kilómetros al noroeste de la capital, Puerto Moresby.

Siete personas, entre ellas un niño, fueron los primeros sobrevivientes que recibieron atención médica, de acuerdo con Aktoprak, que reside en Port Moresby. Se teme que el número de víctimas y heridos “aumente drásticamente”, afirmó.

Un portavoz del primer ministro de Papúa Nueva Guinea, James Marape, indicó que dará a conocer información sobre la magnitud de la destrucción y la pérdida de vidas cuando la ayuda de rescate quede organizada para hacer un estimado oficial de las pérdidas humanas, pero conforme avanzan las misiones de rescate se pierde la esperanza de hablar de sobrevivientes.

Philip Mene, un asociado del programa de la OIM, detalló que los sobrevivientes “están retirando el escombro a mano” en su intento por encontrar a sus familiares. “Es evidente que asumen que las personas que se encuentran bajo los escombros están prácticamente perdidas. Lo más probable es que la esperanza de recuperar a los supervivientes esté disminuyendo lentamente”.

Todos los huertos con que se mantiene la población de la localidad -que depende de la agricultura- fueron destruidos, y los tres arroyos que le proporcionan agua potable quedaron sepultados por el deslave, que también bloqueó la principal carretera de la provincia. 

Una caravana partió a la capital de Wabag llevando alimentos, agua y otros artículos esenciales al devastado poblado. Las labores de apoyo se vieron demoradas debido a que el deslave bloqueó la principal carretera que lleva hasta el lugar del desastre, la cual permite acceder a la mina de oro Porgera y al vecino pueblo del mismo nombre.

Se planean más convoyes, incluyendo la llegada de maquinaria pesada de remoción de tierra para ayudar a retirar los 6 a 8 metros de escombros, tierra y rocas que han caído de la montaña Mungalo sobre Yambali. 

Los equipos de emergencia pueden enfrentar desafíos al usar maquinaria pesada debido al riesgo y a las "sensibilidades culturales de profanar cuerpos que pueden estar entre los escombros", explicó Mene. Estados Unidos y Australia están construyendo vínculos de defensa más estrechos con la nación de importancia estratégica.  

El presidente estadounidense Joe Biden y el primer ministro australiano Anthony Albanese dijeron que sus gobiernos están listos para ayudar. Biden, se dijo desconsolado por la pérdida de vidas y la devastación. “Nuestras oraciones están con todas las familias afectadas por esta tragedia y con todos los socorristas que se ponen en peligro para ayudar ”, dijo. Albanese publicó en sus redes: “Todos los australianos lloran por nuestros hermanos y hermanas en Papúa Nueva Guinea”. Australia es el vecino más cercano y el proveedor más generoso de ayuda exterior.  

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones