Viernes, 12 de Julio 2024

Lluvias y el clima fresco apoyan a bomberos en la lucha contra incendios en Nuevo México

El presidente Joe Biden declaró el jueves un estado de desastre para algunas zonas del sur de Nuevo México

Por: AP .

Según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos,  no se prevé que haya una contención total sino hasta el 15 de julio. XINHUA/ARCHIVO

Según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos, no se prevé que haya una contención total sino hasta el 15 de julio. XINHUA/ARCHIVO

Este sábado, las lluvias recientes y las condiciones climáticas más frescas ayudaron a más de mil bomberos en la contención de dos incendios forestales en el sur de Nuevo México. Estos incendios han resultado en la pérdida de vidas de dos personas, la destrucción de cientos de hogares y la evacuación de miles de residentes.

Los bomberos utilizaron condiciones favorables, con temperaturas ligeramente superiores a los 21 grados centígrados (70 grados Fahrenheit), lluvias dispersas y vientos suaves. Emplearon excavadoras para cavar líneas de protección, mientras que equipos especializados creaban brechas cortafuego con palas en terrenos escarpados para combatir los incendios cerca de Ruidoso.

LEE: Tiroteo en discoteca de Kentucky resulta en un muerto y siete heridos

El incendio South Fork, de 67 kilómetros cuadrados (26 millas cuadradas), estaba controlado en un 26%, mientras que el incendio Salt, de 31 kilómetros cuadrados (12 millas cuadradas), estaba controlado en un 7% el sábado por la mañana, según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos.

Según dicha agencia, no se prevé que haya una contención total sino hasta el 15 de julio.

Los incendios forestales destruyeron o dañaron unas mil 400 estructuras. Otras consecuencias de los incendios (incluidas líneas eléctricas caídas, daños en las tuberías de agua, alcantarillado y gas, e inundaciones en zonas quemadas) siguen "planteando riesgos para los bomberos y el público", según una actualización el sábado publicada por el Departamento de Energía, Minerales y Recursos Naturales de Nuevo México.

Las evacuaciones en áreas cercanas a Ruidoso y los cierres de carreteras seguían en vigor. A quienes viven en Ruidoso de tiempo completo se les permitirá regresar el lunes, aunque la vida cotidiana no volverá a la normalidad.

"Necesitarán traer comida para una semana, necesitarán traer agua potable", dijo la alcaldesa Lynn Crawford en Facebook.

PUEDES LEER: Israel intensifica ataques en campamentos de palestinos

Deanne Criswell, administradora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, y la gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham, tenían previsto recorrer la zona de desastre el sábado.

El presidente Joe Biden declaró el jueves un estado de desastre para algunas zonas del sur de Nuevo México, liberando fondos y más recursos para ayudar en las labores de recuperación, incluido alojamiento temporal, préstamos accesibles para cubrir propiedades no aseguradas, y otros trabajos de emergencia en el condado Lincoln y en tierras pertenecientes a la tribu apache Mescalero.

Gran parte del suroeste de Estados Unidos ha estado excesivamente seco y caluroso en los últimos meses. Estas condiciones, junto con el fuerte viento, hicieron que las llamas se salieran de control y que el incendio South Fork avanzara rápidamente hacia Ruidoso en cuestión de horas. Las evacuaciones se extendieron a cientos de hogares, comercios, un centro médico regional y el hipódromo de Ruidoso Downs.

En todo el país, los incendios forestales han calcinado más de 8 mil 660 kilómetros cuadrados (3,344 millas cuadradas) este año, una cifra superior a la media de los últimos 10 años, según el Centro Nacional Interagencial de Bomberos.

YC

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones