Lunes, 26 de Septiembre 2022

Masha Amini: Irán bloquea acceso a redes sociales por protestas que ya se cobraron 17 vidas

Fue bloqueado el acceso a Whatsapp, Instagram y otras redes sociales, las protestas no se detienen y los decesos aumentan

Por: AFP .

Las protestas aumentan, miles de personas piden justicia para Mahsa Amini. AFP/Y. Akgul

Las protestas aumentan, miles de personas piden justicia para Mahsa Amini. AFP/Y. Akgul

Las autoridades de Irán bloquearon el jueves el acceso a Instagram y WhatsApp, tras seis días de protestas por la muerte de una joven detenida por la policía de la moral en las que han fallecido diecisiete personas, según el balance de un medio estatal.

El número de decesos podría ser más elevado pues la Organización No Gubernamental (ONG) de oposición Iran Human Rights (IHR), basada en Oslo, habla de al menos treinta y un civiles muertos por las fuerzas de seguridad.

La muerte de Mahsa Amini, de veintidos años, suscitó duras condenas en el mundo y organizaciones no gubernamentales internacionales han denunciado una represión "brutal" contra los manifestantes.

El miércoles en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, el presidente estadounidense Joe Biden expresó su solidaridad con las "mujeres valientes" de Irán, tras una desafiante intervención de su homólogo iraní Ebrahim Raisi.

La joven originaria de Kurdistán (noroeste) fue detenida el 13 de septiembre en Teherán acusada de "llevar ropa inapropiada" por la policía de la moral, una unidad encargada de hacer respetar el estricto código de vestimenta. Murió el 16 de septiembre en un hospital.

Las mujeres en Irán deben cubrirse los cabellos y no tienen derecho de usar abrigos cortos arriba de las rodillas, pantalones ajustados o vaqueros con agujeros.

Mujeres protestan para erradicar el uso obligatorio del velo. EFE/E. Sahin

Según militantes, Mahsa Amini recibió un golpe mortal en la cabeza, pero las autoridades iraníes lo desmintieron y anunciaron la apertura de una investigación.

Las manifestaciones comenzaron inmediatamente después del anuncio de su muerte y se extendieron a quince ciudades en todo Irán.

"Diecisiete personas, entre ellas manifestantes y policías, han perdido la vida en los acontecimientos de los últimos días" según un nuevo balance de la televisión de Estado, que no precisó el número exacto de manifestantes y policías muertos.

Las autoridades iraníes negaron su implicación en la muerte de los manifestantes.

Los Guardianes de la Revolución, denunciaron el jueves una "guerra mediática a ultranza", afirmando que se trata de una "conspiración condenada al fracaso".

Por su parte, Amnistía Internacional denunció una "represión brutal" y el "uso ilegal de perdigones, balines de acero, gas lacrimógeno, cañones de agua y porras para dispersar a los manifestantes".

 "Contrarrevolucionarios" 

Desde el inicio de las manifestaciones, las conexiones de internet se han ralentizado y las autoridades bloquearon luego el acceso a Instagram y WhatsApp.

"Por decisión de las autoridades, no es más posible acceder en Irán a Instagram desde la noche del miércoles y el acceso a WhatsApp también está interrumpido", anunció la agencia de prensa Fars.

La medida fue tomada a causa "de las acciones realizadas por los contrarrevolucionarios contra la seguridad nacional mediante esas redes sociales", agregó Fars.

Instagram y WhatsApp son las aplicaciones más usadas en Irán tras el bloqueo los últimos años de plataformas como YouTube, Facebook, Telegram, Twitter y Tiktok. Además, el acceso a internet está en gran medida filtrado o restringido por las autoridades.

En el sur de Irán, videos aparentemente del miércoles muestran a los manifestantes quemando un retrato inmenso del general Qassem Soleimani, muerto en un ataque estadounidense en Irak en enero de 2020.

En otros sitios del país, los manifestantes incendiaron vehículos policiales y corearon consignas contra el poder, según la agencia oficial Irna.

La policía respondió con gases lacrimógenos y detuvo a un número indeterminado de personas, según los medios de comunicación iraníes.

El jueves, las autoridades detuvieron a dos mujeres fotógrafas, Nilufar Hamedi, del periódico reformista Shargh, y Yalda Moayeri, que trabaja para la prensa local, así como al activista reformista Mohamad Réza Jalaipur, informaron los medios de comunicación locales.

"Una opción" 

"¡No al velo, no al turbante, sí a la libertad y a la igualdad!", gritaron los manifestantes en Teherán, en consignas que tuvieron eco en actos de solidaridad en Nueva York o Estambul.

Mahtab, una maquilladora de veintidos años con un velo naranja que dejaba ver sus cabellos, declaró en Teherán que "el velo debe ser una opción, no se nos debe imponer".

Las manifestaciones constituyen "una sacudida muy importante" en Irán y "una crisis social", comentó a AFP David Rigoulet-Roze, investigador del Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas (IRIS) con sede en Francia.

El viernes, convocadas por una organización gubernamental, habrá manifestaciones a favor del porte del velo en todo el país, según la agencia Irna, y "en protesta contra las indecentes acciones de algunos mercenarios que incendian mezquitas y la sagrada bandera iraní".

Las manifestaciones de los últimos días están entre las más importantes en Irán desde las de noviembre de 2019, provocadas por el alza del precio de la gasolina en plena crisis económica. Un centenar de ciudades se vieron afectadas por las protestas, severamente reprimidas. El balance oficial fue de doscientos treinta muertos, más de trescientos según Amnistía Internacional.

LSPC

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones