Lunes, 24 de Junio 2024

Francia se prepara para violencia en nuevas protestas

Fuerza política opositora culpa al gobierno del presidente, Emmanuel Macron, sobre la violencia registrada en las múltiples protestas que han sacudido al país 

Por: AP .

De manera previsora, se han desplegado 13 mil agentes con la finalidad de detener a los manifestantes radicales. AP/T. Padilla

De manera previsora, se han desplegado 13 mil agentes con la finalidad de detener a los manifestantes radicales. AP/T. Padilla

Las protestas y huelgas contra una impopular reforma de las pensiones comenzaron de nuevo el martes en toda Francia, en medio de fuertes medidas de seguridad por temores a violencia y advertencias del gobierno sobre que manifestantes radicales pretendían "destruir, lastimar y matar".

El temor a que la violencia pudiera empañar las marchas provocó lo que el ministro del Interior, Gérald Darmanin, describió como un despliegue sin precedentes de 13.000 agentes, casi la mitad de ellos concentrados en la capital francesa.

Las protestas comenzaron de forma pacífica en todo el país. En París, docenas de trabajadores ferroviarios con banderas y bengalas invadieron y bloquearon las vías que llevaban a una de las principales estaciones de la ciudad, Gare de Lyon.

Pero la policía se preparaba para marchas violentas más tarde. El ministro del Interior dijo que más de un millar de "radicales", algunos llegados del extranjero, podrían aprovecharse de las manifestaciones previstas en París y otros lugares.

"Vienen a destruir, a lastimar y a matar agentes de policía y gendarmes. Sus objetivos no tienen nada que ver con la reforma de las pensiones. Sus objetivos son desestabilizar nuestras instituciones republicanas y traer sangre y fuego sobre Francia", dijo el ministro el lunes al presentar las medidas policiales.

Líderes sindicales y rivales políticos del presidente, Emmanuel Macron, culpan a su gobierno de la violencia registrada en protestas durante las últimas semanas, y afirman que es su reforma de las pensiones lo que la causa. Los críticos también alegan que la policía emplea una fuerza excesiva contra los manifestantes. Un organismo de supervisión policial investiga varias acusaciones de mala conducta policial.

La nueva oleada de huelgas y protestas es la 10ma ronda de acciones convocada desde enero por los sindicatos contra la iniciativa de Macron de elevar la edad legal de la jubilación en Francia de los 62 a los 64 años.

Macron, que no logró una mayoría para las impopulares medidas en la cámara baja del parlamento, impuso su aprobación empleando un poder especial que le otorga la constitución, lo que avivó el descontento de los inconformes.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones