Miércoles, 22 de Enero 2020

El Papa condena el "horror" sufrido por víctimas de armas nucleares

El pontífice argentino llega a Nagasaki, Japón, y reza en silencio frente al monumento principal del "Parque de la Paz"

Por: AFP

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AFP/V. Pinto

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AFP/V. Pinto

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AFP/V. Pinto

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AFP/V. Pinto

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AFP/V. Pinto

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AFP/V. Pinto

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AP/G. Borgia

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AP/G. Borgia

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AP/G. Borgia

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AP/G. Borgia

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AP/G. Borgia

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AP/G. Borgia

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AP/G. Borgia

El Papa Francisco lleva su mensaje de paz a la ciudad japonesa de Nagasaki. AP/G. Borgia

El Papa Francisco condenó el domingo en Nagasaki, Japón, el "horror indescriptible" sufrido por las víctimas de la bomba atómica lanzada sobre esa ciudad en 1945, y denunció la disuasión nuclear como una "falsa seguridad".

"La posesión de armas nucleares y de otras armas de destrucción masiva no son la respuesta más acertada a la aspiración de paz y estabilidad"

El pontífice argentino, quien llegó el domingo por la mañana a la isla de Kyushu, donde se encuentra la ciudad de Nagasaki, rezó en silencio frente al monumento principal del "Parque de la Paz", lugar de impacto de una bomba atómica.

Francisco mencionó el "indescriptible horror experimentado en su propia carne por las víctimas y sus familias" en Nagasaki, donde una bomba estadounidense lanzada el 9 de agosto de 1945 mató a unas 74 mil personas en el instante y en los meses siguientes.

El Papa también debe visitar Hiroshima aún el domingo, donde apenas tres días antes de la catástrofe en Nagasaki se había arrojado arrojó bomba nuclear que mató unas 140 mil personas.

Los dos bombardeos precipitaron la rendición de Japón el 15 de agosto de 1945 y el final de la Segunda Guerra Mundial.

"La posesión de armas nucleares y de otras armas de destrucción masiva no son la respuesta más acertada a la aspiración de paz y estabilidad", atacó el Papa.

"Nuestro mundo vive la perversa dicotomía de querer defender y garantizar la estabilidad y la paz en base a una falsa seguridad sustentada por una mentalidad de miedo y desconfianza, que termina por envenenar las relaciones entre pueblos e impedir todo posible diálogo", señaló.

El horror de la guerra y las armas, un grito recurrente del religioso argentino Jorge Bergoglio, es una continuación de la posición de Papas precedentes. 

JM

Temas

Lee También