Jueves, 17 de Junio 2021

El FBI responsabiliza a hackers de “Darkside” del ataque a oleoductos

El daño mantiene paralizada la distribución de combustibles en gran parte de Estados Unidos; el Gobierno acusa al grupo de piratas informáticos con sede en Europa del Este 

Por: EFE .

Colonial es la mayor red de oleoductos en Estados Unidos. EFE

Colonial es la mayor red de oleoductos en Estados Unidos. EFE

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos (EU) señaló al grupo de piratas informáticos “Darkside” como responsable del cibertataque que mantiene fuera de servicio desde el viernes pasado a Colonial, la mayor red de oleoductos de ese país.

El FBI señaló que continúa trabajando con la empresa y sus socios del Gobierno en la investigación del ataque de un ransomware, por medio del cual el grupo de piratas informáticos bloqueó el acceso a los ordenadores de la compañía y pide dinero para liberarlos.

La información confirmó las previsiones iniciales de expertos de seguridad que apuntaban como posible sospechoso a “DarkSide”, un grupo supuestamente localizado en Europa del Este.

La red Colonial, situada en Georgia, ha tenido que interrumpir sus operaciones en los ocho mil 850 kilómetros de oleoductos que gestiona y que son fundamentales para abastecer los grandes núcleos de población en el Este y Sur de Estados Unidos.

La empresa transporta al día hasta 2.5 millones de barriles de gasolina, diésel y combustible de aviación desde las refinerías del Golfo de México en EU. Su importancia es vital para la costa Este de ese país, ya que es responsable de 45% del transporte de combustibles en esa área, según su web.

Como alivio para la distribución, el presidente de EU, Joe Biden, levantó las restricciones al transporte de combustible por carretera con el objetivo de evitar cualquier desabastecimiento ante el cierre de Colonial.

La decisión permitirá circular sin restricciones horarias a los camiones que transporten gasolina, diésel, combustible de aviación y otros productos refinados a 17 estados del Sur y Este, así como el Distrito de Columbia, informó el Departamento de Transporte.

Para levantar esas restricciones, el mandatario tuvo que recurrir a la declaración de un estado de emergencia regional.

JL

Temas

Lee También