Viernes, 23 de Octubre 2020

Reapertura en Florida trae confusión y casi dos mil 800 nuevos casos

El gobernador Ron DeSantis ordena que todos los restaurantes pueden trabajar al menos al 50% de su capacidad y retira las medidas dirigidas a asegurar el uso del cubrebocas

Por: EFE

Estados Unidos alcanzó este viernes la cifra de siete millones 027 mil 910 casos confirmados de la COVID-19. AFP/ O. Jones

Estados Unidos alcanzó este viernes la cifra de siete millones 027 mil 910 casos confirmados de la COVID-19. AFP/ O. Jones

Otros dos mil 795 casos y 107 muertes acrecentaron este sábado la cuenta del coronavirus COVID-19 en una Florida ya en la Fase 3 de la reapertura económica por una decisión del gobernador Ron DeSantis que ha sido calificada de "política".

El estado ha acumulado desde el 1 de marzo 698 mil 682 casos y 14 mil 190 muertes por COVID-19, según las últimas cifras oficiales.

El número de nuevos contagios diarios no baja del rango entre dos mil y tres mil desde hace días, pero DeSantis anunció este viernes que todo el estado pasa a la Fase 3 con efecto inmediato y que el decreto en que se sustenta esa orden se impone a otras medidas locales o regionales.

La orden establece que todos los restaurantes pueden trabajar al menos al 50% de su capacidad aunque las normas locales digan lo contrario y retira las medidas dirigidas a asegurar que se usen cubrebocas.

"Esto parece una decisión política, no inspirada en el instinto de proteger a nuestros residentes y nuestra economía. Impedirnos el hacer cumplir con la obligatoriedad del uso del cubrebocas no tiene sentido y solo hará que más gente se enferme y nuestra reapertura segura se vea obstaculizada", escribió en Twitter Dan Gelber, alcalde de Miami Beach, una de las ciudades del condado Miami-Dade.

Ese condado es el más afectado por la pandemia en Florida y el segundo con mayor número de casos acumulados en todo Estados Unidos., con 169 mil 144 a día de hoy. Las muertes desde el 1 de marzo suman tres mil 231.

El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, republicano y aliado de DeSantis, señaló que va a asegurar "el cumplimiento de la orden estatal" y a la vez seguirá "actuando en el mejor interés de nuestra comunidad".

Giménez señaló en un comunicado que el decreto 20-244 de DeSantis no impide que "el condado tenga sus propias reglas" y que pueda imponer "pautas y protocolos".

En ese sentido indicó que "todos los restaurantes, sin importar el tamaño de su espacio interior, están autorizados a funcionar al 50 % de su capacidad" y que "el toque de queda sigue vigente de 11 pm a 6 am".

La orden del gobernador establece que la personas deberían seguir manteniendo la distancia social, pasar poco tiempo en lugares donde hay mucha gente y cumpliendo con medidas de higiene, especialmente las personas más vulnerables como los ancianos y los que padezcan enfermedades crónicas.

En las playas de Miami-Beach se constató que los trabajadores encargados de velar por el cumplimiento de las medidas preventivas ante el COVID-19 seguían controlando el uso de cubrebocas.

Uno de ellos dijo que no han recibido nuevas órdenes en las últimas horas.

Estados Unidos alcanzó este viernes la cifra de siete millones 027 mil 910 casos confirmados de la COVID-19 y la de 203 mil 571 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins.

NR

Coronavirus

Temas

Lee También