Jueves, 06 de Octubre 2022

Por usar Twitter, dan más de 30 años de cárcel a mujer en Arabia Saudita

La sentenciada utilizaba la red social para retuitear a activistas y compartir publicaciones que hablaban a favor del derecho de las mujeres a conducir

Por: SUN .

Salma al-Shehab era candidata a un doctorado en la Universidad de Leeds en el Reino Unido y fue detenida en enero de 2021 tras regresar a Arabia Saudita para pasar unas vacaciones. AP / ESPECIAL

Salma al-Shehab era candidata a un doctorado en la Universidad de Leeds en el Reino Unido y fue detenida en enero de 2021 tras regresar a Arabia Saudita para pasar unas vacaciones. AP / ESPECIAL

Una mujer saudí ha sido condenada a 34 años de prisión por retuitear a activistas a través de su cuenta de Twitter y compartir publicaciones que hablaban a favor del derecho de las mujeres a conducir.

Comparte publicaciones a favor de los derechos de las mujeres

Salma al-Shehab era candidata a un doctorado en la Universidad de Leeds en el Reino Unido y fue detenida en enero de 2021 después de regresar a Arabia Saudita para pasar unas vacaciones.

Shehab fue sentenciada inicialmente a seis años por usar las redes sociales para "perturbar el orden público y desestabilizar la seguridad y la estabilidad del estado", por haber compartido tuits de activistas saudíes que vivían en el exilio que pedían la liberación de los presos políticos en el reino.

El incidente fue informado en un artículo del consejo editorial de The Washington Post, que lo llamó "otro vistazo a la brutal parte oculta de la dictadura saudita bajo su príncipe heredero y jefe de estado de facto, Mohammed bin Salman".

Régimen saudita

Los servicios de inteligencia estadounidenses descubrieron que Mohammed bin Salman, conocido como MBS, aprobó directamente el asesinato de Jamal Khashoggi, un periodista saudí y columnista del Washington Post que fue asesinado en el consulado saudí en Estambul en 2018.

The Post informó que los fiscales en la apelación del caso de Shehab abogaron por un castigo más severo bajo las leyes saudíes contra el cibercrimen y el terrorismo, lo que llevó a una sentencia drásticamente aumentada de 34 años, dictada el 8 de agosto.

La organización sin fines de lucro Freedom Initiative, que aboga por los derechos de los presos detenidos en el Medio Oriente, afirmó que esta es la sentencia más larga conocida para una activista de los derechos de las mujeres en Arabia Saudita.

El castigo draconiano es otro recordatorio de las continuas amenazas a las que se enfrentan los activistas saudíes, en particular aquellos que abogan públicamente por el cambio.

En julio, el presidente Joe Biden recibió fuertes críticas de los grupos de derechos humanos por su viaje a Arabia Saudita, un viaje que justificó en su propio artículo de opinión del Post como necesario para asegurar el acceso a los recursos energéticos y las rutas comerciales estratégicas en la región.

En el viaje, Biden afirmó haber dicho a los funcionarios saudíes que responsabilizaba a MBS por el asesinato de Khashoggi, aunque varias fuentes cuestionaron esta afirmación.

Al informar sobre el caso de Shehab en The Guardian, se señala que MBS controla indirectamente una gran participación en Twitter a través del fondo de inversión de riqueza soberana de la nación saudí, el Fondo de Inversión Pública (PIF). Twitter no ha emitido actualmente ninguna declaración sobre el caso.

Otros accionistas notables de Twitter también tienen vínculos con la riqueza saudita: los mensajes de texto divulgados como parte de una demanda de los accionistas de Tesla revelaron que Elon Musk creía que el PIF lo ayudaría a privatizar Tesla en 2018.

OF

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones