Jueves, 04 de Junio 2020
Ideas |

¿Y las pruebas para detectar al COVID-19?

Por: Jaime Barrera

¿Y las pruebas para detectar al COVID-19?

¿Y las pruebas para detectar al COVID-19?

Además del Presidente Andrés Manuel López Obrador, el otro gran ausente fue el tema de las pruebas de detección de los infectados por el coronavirus en la presentación, la noche del lunes, de la declaración de emergencia sanitaria tomada por el Consejo de Salubridad General (CSG) del país.

Sigo pensando que AMLO pudo haber recuperado parte del liderazgo perdido por su actitud frívola y de resistencia a admitir la gravedad de la pandemia, si él y no su canciller, Marcelo Ebrard, hubiera sido el que presentara el decreto con el que se suspenden hasta el 30 de abril las actividades no esenciales de los sectores público y privado. Hay varias versiones que explican su ausencia. Desde la mala racha de tino político que arrastra el Presidente; la de sus cálculos políticos que le dictan que sean sus subordinados los que den la cara en contingencias que puedan traerle un alto costo político; y hasta las que hablan de una señal de desaprobación de los términos en que finalmente quedó la declaratoria para cumplir con los preceptos constitucionales en los que no estaba muy de acuerdo.

Pero, en espera de que no afecten el seguimiento a las acciones que implica esta emergencia sanitaria, dejemos a un lado los jaloneos políticos, y volvamos a tema de las pruebas, que insistimos, son claves para saber si en México vamos por el buen o el mal camino en el combate al COVID-19.

Pese a que uno de los criterios del CSG para lanzar la emergencia sanitaria fue que México había entrado en una fase de “ascenso rápido” con los mil 94 casos positivos y los 28 decesos que teníamos hasta el lunes, esta curva de ascenso es menor a la que presentaron las primeras tres semanas luego de la primera detección de un caso de coronavirus en países como Italia, Estados Unidos o España. 

Quienes dudan de tanta belleza, acusan que se maquillan cifras y se reportan casos de neumonía atípica cuando en verdad se trata de casos de COVID-19 para no generar pánico entre la población. Otros más moderados, lo atribuyen a la falta de aplicación de pruebas para saber dónde estamos parados realmente y de qué tamaño es ya la epidemia en México.

Por eso se extrañó que las medidas de aislamiento social que son indispensables para disminuir los contagios, la lista de actividades esenciales que no pararán y el plan para adecuar los espacios hospitalarios para la atención de los casos graves de coronavirus, no fueran acompañadas por la estrategia de aplicación de pruebas masivas como parte también de la emergencia sanitaria.      

En Jalisco hubo ya un intento fallido de aplicar 20 mil pruebas rápidas, que habrá que ver si se retoma ahora que el gobierno estatal manifestó que acatará los lineamientos de la emergencia sanitaria nacional, sobre todo ahora que hace cinco días la FDA avaló una nueva prueba molecular diseñada en Chicago para detectar a los infectados de coronavirus y adelantar su aislamiento.

Última llamada.

jbarrera4r@gmail.com

Coronavirus

Temas

Lee También