Miércoles, 23 de Septiembre 2020
Ideas |

Vivan las mujeres que nos dieron patria

Por: Maria Gómez Rueda

Vivan las mujeres que nos dieron patria

Vivan las mujeres que nos dieron patria

Nos han enseñado que las mujeres somos sentimentales, casi todas las emociones han sido mayormente asociadas a lo femenino. Excepto el enojo, pareciera que ese lo reservaron exclusivamente para los hombres.

Por eso no sorprende que las mujeres seamos severamente cuestionadas y criticadas cuando expresamos públicamente nuestro enojo. En diversas ocasiones hemos atestiguado señalamientos en contra de la razón de ser y la eficacia de las manifestaciones; nos han llamado exageradas y locas.

Minimizar la rabia implica desacreditar los reclamos derivados de esta emoción. Por eso, alzar la voz, es un acto revolucionario. Cuando lo hacemos, escuchamos la experiencia de otras mujeres, que nos confirman que no somos las únicas inconformes. La furia nos mueve a organizarnos y tomar acción para transformar la realidad cuando ésta es inaceptable.

Con el enojo hemos conseguido el derecho al voto y la tipificación del acoso callejero como delito. El ejemplo más reciente es la aprobación de la Ley Olimpia en Jalisco este 3 de septiembre de 2020, que establece el concepto de violencia digital y el delito de ciberacoso. Las penas van de los cuatro a los ocho años de prisión y multa de mil a dos mil unidades de medida de actualización.

La rabia e indignación de Olimpia Coral Melo - quien impulsó esta ley-  se convirtieron en la voz de miles de mujeres que también fueron víctimas de la difusión de imágenes sexuales sin consentimiento. Esta iniciativa hoy es una realidad en Jalisco y otros 22 estados.

En un país donde de acuerdo a la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones, el 30.8% de las usuarias de internet recibió insinuaciones sexuales y el 23.9% fotos sexuales no solicitadas, la violencia digital no puede quedar impune. En junio del 2020 un hombre fue sentenciado a pasar tres años en prisión y una multa de más de 56,000 pesos por el delito de violación de la intimidad gracias a esta ley.

Estamos enojadas, tenemos razones de sobra para estarlo. Y seguiremos defendiendo nuestro derecho a la rabia porque gracias a ella hemos creado redes para exigir una vida digna y libre de violencia.

Hemos demostrado que el enojo no necesariamente deriva en violencia sino que impulsa cambios para construir el país en el que queremos vivir. Y por eso celebro a Olimpia y a las mujeres que nos dan/dieron patria.

María Gómez Rueda

Regidora Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos e Igualdad de Género en Zapopa

Temas

Lee También