Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 15 de Noviembre 2019
Ideas |

Une y vencerás

Por: Armando González Escoto

Une y vencerás

Une y vencerás

Dividir para vencer es un principio que puede aplicarse a infinidad de situaciones, con frecuencia los políticos lo usan solamente para obtener su provecho personal, pero, y ¿no podríamos pensar ese principio en sentido contrario, es decir, une y vencerás?

La epidemia del dengue que afecta a la Zona Metropolitana de Guadalajara a primera vista parece imparable, ya que el agente es mucho más volátil y escurridizo, por lo mismo, aunque un matamoscas pudiera servir para quienes gozan de buen tino, como que no es precisamente la solución ideal, el problema es mucho más complejo, y no se deriva exclusivamente del temporal de lluvias, aunque eso le favorezca.

Vivimos en una región situada entre la barranca y el cerro Viejo, toda ella poblada de arroyos, ríos, lagunas, presas y manantiales, invariablemente contaminados y que son enormes focos de proliferación de mosquitos, entre otros bichos. El río Santiago rodea a Guadalajara del sur oriente al noroeste, con su carga pestífera cuyos humores suben desde su lecho hasta el valle, propiciando las condiciones adecuadas para todo tipo de plagas.

Que los moscos transmisores de enfermedades se hayan adaptado a alturas que ya no son tropicales muestra la capacidad de los insectos para organizarse y la nuestra para propiciar todo tipo de reservorios en aras de su ecológica multiplicación. Cierto que la ciudadanía puede embrocar ollas, cubetas y cuanto recipiente se halle al alcance, pero una plaga como ésta no se desarrolla solamente en una azotea o en un baldío, lo hace en amplias regiones, como por siglos sucedió en las marismas europeas, hasta que éstas fueron desecadas o saneadas. Un problema similar hizo imposible construir el Canal de Panamá, hasta que la capacidad organizativa de médicos, empresarios y gobiernos resolvieron el asunto, claro, esto sucedió hace cien años, lo cual explica el que nuestros funcionarios no los hayan conocido ni se hayan beneficiado de su muy notable logro.

Por si faltaran plagas, contamos con la del burocratismo que no puede dar un paso si antes no se asegura de un recurso, sobre todo si es prestado, y del cual obtiene su respectiva comisión. En efecto, el saneamientos de las diversas cuencas de la región es algo que el gobierno “no puede hacer” a menos que consiga cuantiosos préstamos que sigan endeudando a Jalisco al infinito, ¿no bastaría con hacer cumplir los reglamentos establecidos, con hacer funcionar las plantas saneadoras, con involucrar y unir a la misma sociedad, a las empresas contaminantes y a las afectadas? ¿O dejar crecer la plaga es una estrategia para que la ciudadanía apruebe el endeudamiento? Supongo que no, sería criminal.

Fumigar aquí y allá sin duda que ayuda, pero no resuelve el problema, a veces incluso lo expande; por lo pronto la única esperanza que la gente tiene es que llegue el frío y la plaga se aplaque, es decir, que las larvas del mosco transmisor entren al estado latente para luego volver con mayor furia el próximo año, mientras la burocracia sigue dando discursos y mostrando estadísticas, sin dar los pasos adecuados y sostenidos para el saneamiento de las muchas cuencas de esta amplia región en la cual vivimos o sobrevivimos.

armando.gon@univa.mx

Tapatío

Temas

Lee También

Comentarios