Domingo, 21 de Abril 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Un año sin Raúl Padilla

Por: Jaime Barrera

Un año sin Raúl Padilla

Un año sin Raúl Padilla

Por el momento de la más fuerte tensión que se vivía entre el Gobierno del Estado y el grupo político que ha mantenido la hegemonía y el control de la Universidad de Guadalajara durante más de tres décadas, y que hasta el momento de su muerte siempre lideró el ex rector Raúl Padilla López, eran varios los escenarios que se visualizaban en el futuro inmediato de la correlación de fuerzas al interior de la máxima casa de estudios del Estado. 

Se contemplaba desde luego la posibilidad de que con la ausencia de quien había ejercido un control férreo de la UdeG, y ante una eventual desestabilización en el grupo universitario, se hubiera intentado desde el Gobierno estatal algún intento de intervención que trastocara los esquemas y sistemas de equilibrio político interno de los Leones Negros.

Por lo menos 12 meses después de que Padilla López decidiera terminar con su vida, en medio de fuertes diferencias con el gobernador Enrique Alfaro y con el Presidente Andrés Manuel López Obrador, que refirió implícitamente en una de su cartas póstumas, esa situación no ocurrió. Quedó claro así que entre uno de sus legados, fue haber articulado un grupo político que ha sabido mantener la cohesión interna ya sin su liderazgo.

Desde luego, la prueba de fuego para el sanedrín universitario vendrá en el devenir de los próximos doce meses, cuando les toque procesar por primera vez la sucesión rectoral ya sin la presencia de quien siempre fungió como el gran elector de los rectores en turno, desde que dejó el Paraninfo hace casi 30 años.

Resolver quién será el sucesor de Ricardo Villanueva, el primer rector que ya no fue presidente de la FEG, sino de la FEU, cuya creación impulsó el propio Padilla en su rompimiento con el grupo FEG-Universidad en 1989, sin que se den rompimientos internos confirmará la solidez mostrada hasta ahora por quienes siempre mostraron lealtad a Padilla López. 

Habrá, desde luego, que reconocer el buen tino político con el que el rector Villanueva ha conducido a la UdeG ya sin la presencia del controvertido ex líder universitario, para mantener la estabilidad en el grupo que domina la Universidad.

Ese oficio y sensibilidad le permitió también al actual rector renunciar a la candidatura de Morena a la alcaldía de Guadalajara que le ofrecía la candidata presidencial Claudia Sheinbaum, para poder cambiar radicalmente la relación de la Universidad pública de Jalisco con el Gobierno estatal, no sólo desactivando el conflicto sino construyendo una nueva relación que desembocó en el establecimiento de un presupuesto constitucional para la casa de estudios, que siempre se negó en la era de Raúl Padilla.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones