Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Teatro en 2017: tantas cosas por decir (I)

Por: Iván González Vega

Teatro en 2017: tantas cosas por decir (I)

Teatro en 2017: tantas cosas por decir (I)

1. Cuatro muchachos vestidos de pollos convencen al teatro local de que eso es un lenguaje a explorar, una síntesis valiosa y una idea estética viable. No a todos nos gustó “Las lagañas de Oetl”, un espectáculo con un tremendo sentido del humor respecto a la violencia que reproducimos cuando vivimos en violencia. Pero eso sí: los pollitos nos dejaron claro que, en ciertos casos, la temeridad y el trabajo de equipo son importantes argumentos.

2. Una mujer inteligente, ¿se ve igual que las demás cuando se quita la ropa? No a todos nos parece que “Juana Inés: paráfrasis de sí misma” sea un producto memorable, pero quienes fuimos a verla nos quedamos callados ante la potencia de un desnudo en escena: el cuerpo como primer territorio de la violencia de género.

3. Una muchacha solitaria intenta huir de los tipos que la acosan: que llegue a salvarse es una moneda al aire. La imagen que propuso uno de los juegos de “Proyecto Sobrevivir” perturbaba y estremecía, en un año muy doloroso para pensar en el peligro que las mujeres “solas” corren en la calle. Uno podría preguntarle al grupo Tramando Teatro si es posible ir más lejos de la pura representación del miedo, pero nadie podrá refutarle su llamado a la solidaridad.

4. Leer bien a O’Neill ya es mérito suficiente. “Gran Dios Brown” es sin duda una de las mejores lecturas profesionales que el teatro tapatío ha hecho recientemente de un texto retador y universal. Qué lástima que sea excepcional.

5. Años de esfuerzo por parte de gente como el director Mauricio Cedeño comienzan a darle al teatro musical de Guadalajara algo de lo que carece: relevancia. “National Pastime” es un espectáculo volcado al entretenimiento más sencillo y con una lección concreta: el público agradece las producciones profesionales.

6. El circo. Si hay una experiencia ejemplar en las artes de Jalisco, ésa es la de esta comunidad de descarados y necios que hace años buscan cómo hacer profesional su arte. Viven en un mundo aparte, son capaces de ponerle nariz roja a José Clemente Orozco, disfrutan como pocos de cada aspecto de subirse al escenario.

7. Niños haciendo teatro como herramienta contra la marginación. Nota para 2018: que continúen Raíces para los Niños, ¡Niñxs a escena! y el FITPA, y el Centro Cultural para la Niñez de La Coperacha.

8. Habría que pensar en Alba Sánchez en “80 días por suceder”, de A la Deriva, una niña de secundaria a la que su mamá tranquiliza de este modo cuando la obligan a confesarse lesbiana: “Pensé que sería algo grave; ya vámonos a comer”. Pero luego habría que recordar a la pareja de los actores Sara Isabel Quintero y Oz Jiménez, madre e hijo en dos diferentes obras acerca de familias rotas por el odio contra los homosexuales: la lectura teatralizada “Los hombres lobo viven en mi clóset” y “Tom en la granja” del Colectivo Transeúnte. No es coincidencia, sino urgencia: el público de teatro hizo patente la imperativa necesidad de que Guadalajara combata a la homofobia con mayor decisión, no en nombre de una militancia, sino del más humilde amor familiar.

agoragdl.com.mx

Temas

Lee También

Comentarios