Viernes, 21 de Febrero 2020
Ideas |

Sismos y desventuras

Por: María Belén Sánchez

Sismos y desventuras

Sismos y desventuras

Las noticias recientes nos están reportando la situación tan tremenda que está sufriendo Puerto Rico a causa de la frecuentes sacudidas que los sismos están ocasionando en este hermoso país.

En México ya sabemos de eso, pero…

Puerto Rico, la Isla del encanto, la hermosa Borinquen, donde la belleza se derrama por todos sus ángulos.

Donde todo su territorio es un inmenso jardín, con las más variadas especies de plantes exóticas.

Donde sus playas de arenas plateadas colindan con las aguas de un mar azul intenso.

Donde su gente es amable por naturaleza porque hasta el aire es acariciante.

Ese paraíso de ensueño hoy es víctima de catástrofes ininterrumpidas. Y no quiero pensar, pero tampoco lo dudo que todo esto ha sido ocasionado por las continuas agresiones con las que un mundo progresista y civilizado está atentando contra nuestro planeta.

En repetidas ocasiones lo he dicho en todos lo tonos: nuestro mundo se está acabando, y no porque haya llegado a la plenitud de su edad, ni porque haya cumplido su ciclo, sino porque nosotros mismos lo estamos acabando, lo estamos destruyendo con tecnologías absurdas, con explotaciones exageradas y con maniobras e intentos que violentan sus ciclos naturales.

Pero todo esto que aparentemente a nadie le importa, sí nos duele cuando vemos las catástrofes que lesionan a poblaciones enteras, y que nosotros mismos hemos sufrido con frecuencia.

Hace unos cuantos años, tuve conocimiento de cómo están sembrando de “antenas”, incluso los lugares más apartados de nuestro país.

Pero ¿tenemos claro lo que a la larga o a la corta esto puede provocar? ¿sabemos con claridad desde dónde y cómo pueden activar ondas elecro-magnéticas que dañan el ambiente y desequilibran el proceso ecológico.

Pero a quienes promueven estos experimentos les importa muy poco, no se percatan que la vida no les va a durar indefinidamente, sino que son las generaciones futuras las que van a sufri5r las consecuencias de la violencia, la inconciencia y la negligencia.

Por lo tanto, esta ocasión voy a invitar a todas las personas de buena voluntad a elevar una oración por este pequeño país tan hermoso que está sufriendo tanto: por todas las personas que sufren en

Puerto Rico,

En nuestro mundo,

En nuestra Patria, y

Por la Paz y la sensatez en nuestro mundo.

Temas

Lee También