Sábado, 19 de Septiembre 2020
Ideas |

¿Quiénes somos?

Por: Eugenio Ruiz Orozco

¿Quiénes somos?

¿Quiénes somos?

Chayito, mi hija mayor, me ha insistido en que escriba algo de Guadalajara; le preocupa el desconocimiento que tenemos de nosotros mismos. ¿Cómo, -me interroga- vamos a cuidar nuestra tierra, valores, costumbres y tradiciones si carecemos de algunos conocimientos que fortalecerían nuestra identidad? Con ese impulso adquirí el compromiso de acercar al conocimiento de quien me hace el favor de leerme, algunos conceptos y reflexiones relacionados con nuestro origen, forma de ser y valores; es probable que ya los tengan, de cualquier forma, no está de más echarles una recordadita. Es importante tener claro que nuestra ciudad no existía antes de la conquista. Fue fundada por españoles, lleva nombre árabe y fue poblada originalmente por castellanos, extremeños, andaluces, vizcaínos, portugueses (posiblemente judíos conversos), además de algunos habitantes originarios de la zona. El nombre de nuestra patria chica, Guadalajara, está formado por las toponimias árabes: wad al-hidjara, o wad-alhijara, que significa “río que corre entre piedras” o “río entre piedras”. Así fue bautizada por Juan de Oñate en honor de Nuño Beltrán de Guzmán, natural de la ciudad castellana donde nació el conquistador de esta región.

Fuimos una ciudad peregrina. Nuestros primeros años fueron como los de una familia pobre que debe mudarse con frecuencia, por aquello de los acosos del arrendador. Fijamos residencia, por primera vez, entre 1531 y 1532, en un lugar próximo a Nochistlán, en el vecino estado de Zacatecas, de donde nuestros antepasados salieron corriendo debido a la beligerancia de los habitantes originales: los cazcanes (porque nuestros antepasados de la rama indígena no eran nahuatlacas, tenemos nuestro pedigrí y a Tenamaxtli, nuestro héroe local). Habiéndose trasladado a Tonalá en 1533 y sin poder permanece ahí porque el Sr. Don Nuño, hombre de armas tomar, había decidido reservarse el espacio para sí mismo y, con todo el honor que le representaba el nombre de su ciudad de origen a la incipiente urbanización, mandó, en 1535, a los trashumantes fundadores, con cajas destempladas, a un paraje al lado norte de la barranca llamado Tlacotán. Luego sucedió que los cazcanes asediaron a la naciente ciudad, dejando a nuestra línea sanguínea española al borde de la desaparición. Afortunadamente, entre sus primeros habitantes se encontraba Doña Beatriz Hernández, mujer de pelo en pecho y de Juan Sánchez de Olea, a la que el tal Nuño no asustaba y quien convenció al Gobernador Cristóbal de Oñate y a los diezmados y empobrecidos colonos de moverse al lugar definitivo en el Valle de Atemajac, en el año del Señor de 1542. Toda ciudad importante parte de un hecho fundacional, mítico o verdadero: Guadalajara exalta la figura de nuestra primera heroína.

¿Quiénes somos?...  Somos mexicanos y, por líneas de sangre, mestizos, originalmente de españoles e indígenas. Nuestros primeros fundadores fueron 64 vecinos que se establecieron, finalmente, en el lugar que ocupa actualmente el Teatro Degollado. A los oriundos de Guadalajara se nos llama Tapatíos, gentilicio derivado de unas bolsitas que contenían cacao y se usaban como moneda en la época prehispánica.

eugeruo@hotmail.com

 

Temas

Lee También