Martes, 14 de Julio 2020
Ideas |

Prudencia

Por: Eugenio Ruiz Orozco

Prudencia

Prudencia

Los acontecimientos obligan a compartir con ustedes algunas reflexiones acerca de lo que está sucediendo en México, Jalisco y el mundo.

Los autores contemporáneos estudiosos de la humanidad: Bauman, Borodin, Hobsbawm, Harari, o Maalouf, entre muchos, coinciden que vivimos una época disruptiva en un “Estado de crisis”.

Esto significa que los modelos o patrones de cómo se hacían las cosas han dejado, abruptamente, de tener vigencia, acarreando desconcierto, desasosiego y angustia, porque el ciudadano común, habituado a ciertas formas, prácticas y escenarios, tiene que aceptar un cambio insuficientemente definido y ajustarse a nuevos comportamientos muy rápidamente.

Si a lo anterior agregamos fenómenos como la pandemia y sus brutales efectos económicos y psicológicos, entre ellos la pérdida de certidumbre en nuestras vidas, lograremos una visión más o menos aproximada de la realidad.

Ahora bien, cada país va resolviendo los retos de acuerdo con sus recursos disponibles. En esto cuenta sustantivamente su experiencia. No es lo mismo la mentalidad de quien ha vivido una guerra o está habituado a luchar contra el medio ambiente, que la del hombre del trópico.

La violencia, que es consubstancial al ser humano, se procesa de diferente manera. La base cultural y política; la infraestructura, la tecnología, la fortaleza económica, el nivel de conciencia y la inteligencia aplicada, hacen una diferencia abismal. Sin lastimarnos, no es lo mismo Alemania que México. La capacidad de previsión y de respuesta no son comparables.

En tanto que otros países ven al futuro, nuestros dirigentes no dejan de voltear al pasado. Lejos de mirar al cielo, insisten en los sótanos.

Lejos de trabajar por consolidar un sistema en el que se cumpla la ley, con cualquier argumento la destrozan. Si hay que acabar con la selva para construir el tren maya y los conocedores expresan el daño que ocasionará, el Presidente se pasa los ordenamientos de la materia por el arco del triunfo.

La aplicación de la ley sigue siendo discrecional. Voluntarismo puro.

La violencia se va alimentando con la injusticia. Lo que está sucediendo en EUA, y este fin de semana en Guadalajara, solo refleja el desbordamiento de la paciencia de los ciudadanos de a pie y un juego de poder del que somos o testigos ignorantes, o víctimas. Todo mundo sabe que Ixtlahuacán de los Membrillos, Tlajomulco, Tlaquepaque, Tala, Zapopan y Tonalá, como Lagos de Moreno y Puerto Vallarta son territorios sujetos a intereses enormes. Basta leer la nota roja.

El tratamiento de problemas como los que enfrentan las autoridades exige de una gran prudencia. Son temas muy complejos que deben ser abordados con mucho cuidado.

El Sr. Trump sentía que la reelección era pan comido. Hoy está en veremos. La señora Merkel, con mayúsculas, parecía que difícilmente lograría que su candidata a sucederla tendría éxito. Hoy no solo se percibe que lo tendrá, también tiene el reconocimiento del pueblo alemán y del mundo.

La diferencia es gobernar sin prejuicios, para todos, con honestidad y trasparencia, o hacerlo pensando en ganar las próximas elecciones.
 

Temas

Lee También