Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 13 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Programa hambre cero, calificación cero

Por: José Luis Cuellar de Dios

Programa hambre cero, calificación cero

Programa hambre cero, calificación cero

En el informe que rindió el Coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, Rogelio Gómez Hermosillo, referente al resultado del programa sexenal 2012-2018 denominado “hambre cero” inaugurado en 2012, justo al inicio de la administración “Peña Nietista” afirmo contundentemente que los resultados fueron pésimos y lo peor, con claridad y valentía afirma que solo sirvió para lucrar con la pobreza.
Estas duras y lamentables declaraciones se dieron en el marco de una entrevista realizada al propio Gómez Hermosillo en el evento de la evaluación de dicho programa. Los comentarios acerca del balance no pueden ser más desalentadores e irritantes, se generó una retahíla de corrupción y desaciertos, todo esto cubierto por la máscara del cinismo.

Políticas económicas excluyentes, subsidios perdidos en la bolsa de la corrupción dieron al traste con las buenas intenciones del programa, la opacidad, ejercicio metódico fríamente aplicado, no solo dio al traste con la buena intención original sino que dio pie al ocultamiento de los desvíos de recursos por parte de funcionarios del programa. Impunidad, maldita sea.

Al inicio de cada sexenio se inauguran nuevas esperanzas que alientan a grupos vulnerables a creer en un futuro mejor, cada terminación nos enteramos con rabia y decepción que entre la burocracia y la corrupción dan al traste con todo, parafraseando a H. Hiriart nos preguntamos ¿a qué monstruo se han venido comiendo los corruptos como para exhibir tanto descaro, tanto cinismo, tanta inmoralidad?

Desde una postura propositiva Rogelio va mas allá y propone salvar los  obstáculos que estacan la pobreza, confirma que los programas de reparto de despensas ni por asomo son suficientes, es indispensable la participación, franca y decidida de la sociedad, una sociedad con tal soporte moral que las metas por alcanzar sean a través de acciones perdurables con carácter solidario, evitando el protagonismo de “altruistas” de ocasión que marcan con un pesado lastre cualquier buena intención, ya no se diga la vigilancia permanente sobre el buen uso de cada peso.

¿Qué se puede esperar de las nuevas autoridades, las de todos los niveles,  respecto a los programas, políticas y acciones de combate a la pobreza?, se le pregunto a Gómez Hermosillo, la respuesta ha sido en cierta forma un oximoron pues contesto es “simple pero complejo” de inicio cancelar los programas conocidos como “cruzadas por el hambre” por programas multi temáticos en los que todos participen, en otras palabras resolver el marasmo social tan fuertemente arraigado en la cultura de la sociedad mexicana.

El número de programas de combate a la pobreza, cruzadas contra el hambre y otras monerías que lo único que han dejado en claro es que el marasmo social esta tercamente arraigado en la comunidad, con independencia de su status económico y social. Tampoco se trata de que cada cambio sexenal de pie a programas que afirmen acabar con la pobreza, con el hambre, pero en esta ocasión se podría iniciar con una buena medida: el aumento al salario mínimo, evitando en la medida de lo posible tantos programas asistencialistas desteñidos y anémicos, por supuesto que el paso gigantesco será abolir la corrupción causante final de todos los fracasos. Lo de menos es que el programa “hambre cero” sufra un cambio de nombre, sino evitar que no termine, una vez más, con sabor de lamento.

Temas

Lee También

Comentarios