Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 18 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Por un México unido

Por: Guillermo Dellamary

Por un México unido

Por un México unido

Mucha gente le tiene miedo a la lucha interna, a la división, al enfrentamiento entre mexicanos y, en fin, a que en vez de unirnos, acabemos más separados.

Los verdaderos líderes unen al pueblo fomentando una serie de ideales y causas que faciliten el progreso y el bienestar. En cambio, hay personas que logran adquirir una cierta autoridad y guía, con base en enfrentamientos unos con otros, a establecer enemigos que hay que vencer que se encuentran dentro de la misma población.

La antigua idea de divide y vencerás es muy cierta y se aplica al momento que vivimos. El pueblo mexicano se está dividiendo y enfrentando consigo mismo. Hay sentimientos encontrados y francos conflictos de intereses. Ya estamos viendo de nuevo la división en las familias, particularmente con los seguidores de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que tienen un especial sentido para separarnos al crear un ambiente de fricción y polémica.

El miedo al futuro incierto que produce esta lucha ha generado más incertidumbre y hasta la expectativa de un caos. Ciertamente los seguidores de AMLO lo convierten en un aliciente para mejorar al decaído país en manos de corruptos y “mafiosos”.

En algunos sectores se manifiesta un aire de pánico financiero con la llegada de este grupo político, que lleva tocando la puerta de los pinos desde hace 18 años. Muchos consideran que ya es tiempo de que le toque gobernar desde el Palacio Nacional.

Todo parece indicar que el líder unificador aún no ha llegado a conducir a nuestro pueblo hacia el ansiado bienestar que todos queremos. La ruptura sigue siendo el patrón rector que dirige nuestra política.

Los analistas políticos ya han tomado su bandera y también reclaman adeptos a su intelectual causa, llevando agua para su molino. Al igual que muchos medios de comunicación, ya han tomado partido y se han subido al ring para mostrar sus mejores golpes en contra de sus opositores.

El Instituto Nacional Electoral se prepara para dar una importante batalla el día de las elecciones, tratando de sofocar cualquier chisme y sospecha de un posible fraude virtual, parecido al que se realizó recientemente con algunas transferencias bancarias, que provocaron una alerta en muchos sectores con la duda sobre si es posible invadir la privacidad y los candados del sistema electoral.

Desde luego que el propósito de esta columna es realizar algunas reflexiones en torno al quehacer político y procurar promover un pensamiento propositivo y edificante para nuestros lectores.

Si estoy con la unidad del pueblo mexicano, no me importa el partido ni el color de las ideas, me interesa la convicción de promover la solidaridad de los mexicanos por mejorar las condiciones de vida de todos, para estimular el progreso en forma estable, pero siempre en paz. La bendita tranquilidad sin la cual es muy difícil prosperar.

Voto desde ahora por todos los mexicanos que desean una mayor congruencia y apego a las propuestas positivas que nos permiten seguir creciendo y creando un mejor país.
Tengo un especial desdén por los políticos y ciudadanos que promueven las emociones negativas y echan a caminar los mecanismos del odio y el enfrentamiento entre nosotros mismos.

Faltan muy pocos días para que los mexicanos definamos el nuevo rumbo que ha de tomar nuestra historia.

Ojalá y que muchos más nos unamos por la causa de la paz, la libertad y la cooperación.

El amor entre mexicanos va a generar mucho más progreso que cualquier insinuación de odio. Es como una chispa que enciende el fuego en un bosque seco.

Que la unidad se imponga. México la necesita.

Temas

Lee También

Comentarios