Martes, 22 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Por la juventud, la justicia y la paz

Por: Alberto Galarza

Por la juventud, la justicia y la paz

Por la juventud, la justicia y la paz

Una vez más, nuestra Universidad de Guadalajara pasa por un momento trágico, la desaparición y posterior homicidio de nuestro compañero José Alberto, estudiante de Geografía del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades y el de sus hermanos Luis Ángel y Ana Karen, nos muestran de manera transparente la tragedia que envuelve a nuestro país causada por la violencia criminal. Desde este espacio, envío mis condolencias a su familia exigiendo verdad y justicia, anhelando que estos hechos no vuelvan a ocurrir a ninguno de nuestros jóvenes en Jalisco y en México.

Lamentablemente, la crisis de inseguridad provoca un contexto especial de marginación en los jóvenes, que les convierte en las principales víctimas de este problema. En México, millones de jóvenes enfrentan cada vez más obstáculos para vivir en paz, con justicia y dignidad.

Ya lo veíamos en los datos de homicidios del INEGI para el año 2019, el 38% de los 36,476 homicidios fueron cometidos en contra de personas menores a los 30 años, convirtiéndolo en el año con más homicidios de jóvenes del que se tenga registro. En el mismo tenor, una de las problemáticas que más preocupan a la sociedad, la desaparición forzada y cometida por particulares, según información de la Comisión Nacional de Búsqueda compartida en julio de 2020, el 75% de las personas desaparecidas en México tenían entre 15 y 30 años.

Lo he dicho reiteradamente en este y en otros espacios, la violencia que azota el país debe preocuparnos a todos y es el resultado de no asumir las responsabilidades constitucionales en materia de seguridad de los niveles municipal, estatal y federal. Con la vida e integridad de las personas no se puede jugar, es necesaria la cohesión y colaboración de las autoridades, la seguridad no puede ser pensada en términos electorales o sin una estrategia basada en resultados.

La estrategia de seguridad no está funcionando, concentrar el presupuesto y las decisiones de seguridad en las Fuerzas Armadas y en la Guardia Nacional ha demostrado su ineficacia. Además, las actuaciones de las fuerzas armadas relacionadas con los intereses del presidente López Obrador parecen privilegiar en materia de protección y seguridad a aquellos estados gobernados por sus aliados, dejando al resto sin un plan amplio de intervención y descobijados frente al crimen organizado, lo que ha provocado que el 50.6% de las víctimas de homicidio doloso en el país se concentren en tan sólo 6 estados: Guanajuato, Baja California, Jalisco, Estado de México, Michoacán y Chihuahua, todos ellos encabezados por gobernadores de oposición.

Es necesaria la colaboración en todos los sentidos con las policías municipales y estatales, así como la reasignación de recursos económicos, de profesionalización, control de confianza, desempeño y rendición de cuentas, para el fortalecimiento de las policías locales, pues se encuentran en desventaja de capacidades tecnológicas y de armamento, en comparación con el poderío del crimen organizado causado por décadas de corrupción e impunidad, así como por darles paso libre en el tráfico de armas y el lavado de dinero.

Mientras el gobierno federal, estatal y local siguen sin coordinarse y sin asumir plenamente sus responsabilidades, las y los integrantes de la comunidad de la Universidad de Guadalajara llevaron a cabo la Marcha por la Paz y la Justicia, en la cual participaron también colectivos de familiares de víctimas y organizaciones sociales, exigiendo justicia para Ana Karen, Luis Ángel y José Alberto, así como para todas y todos los jaliscienses que han sido víctimas de la violencia. A los tres niveles de gobierno se les exigió olvidar sus posiciones políticas y partidistas, para que juntos y cohesionados pongan un fin a la violencia y atiendan las causas que la generan.

Temas

Lee También