Lunes, 08 de Marzo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Polémicos cambios apuntan desmantelamiento en Charros de Jalisco

Por: Salvador Cosío Gaona

Polémicos cambios apuntan desmantelamiento en Charros de Jalisco

Polémicos cambios apuntan desmantelamiento en Charros de Jalisco

Tan preocupante como desalentador está resultando el desprendimiento -desconociendo con qué fines- que está llevando a cabo la directiva de facto encargada de Charros de Jalisco, ya que aún siendo relativamente temprano para delinear a fondo el plantel y con polémica legitimidad para asumir severas decisiones que tengan que ver con patrimonio de la organización y el posible éxito del plantel de cara a la temporada 2021-2022 que habrá de arrancar en octubre próximo, se ha comenzado a sacudir la plantilla dejando ir jugadores puntales en el roster de los caporales albiazules jaliscienses para traer peloteros de posible menor nivel y algunos ya muy cerca de cerrar su ciclo en el béisbol profesional o en franco declive respecto a sus destrezas.
No se entiende fácilmente que aún habiendo observado el mediocre desempeño de Charros en la campaña que recién concluyó, al haber alcanzado con dificultad su pase a postemporada y luego siendo eliminado en la repesca, se esté llevando a cabo un desmantelamiento de un equipo que, si bien no funcionó como era lo esperado, sí hay que reconocer que línea por línea contaba con uno de los mejores roster de toda la Liga Mexicana del Pacífico (LMP) el máximo circuito beisbolero profesional que se juega en otoño-invierno, al margen de la necesidad de revisar la viabilidad en el departamento de pítcheo.

Hay amplia opinión en cuanto a que los cambios anunciados se advierten desafortunados para el conjunto albiceleste, toda vez que se han desprendido de tres de los peloteros emblemáticos que fueron parte fundamental del equipo que campeonó en 2018 para a cambio abrir las puertas a jugadores que parecieren tener calidad inferior a los que se han ido.

En un extraño intercambio entre Charros y Sultanes de Monterrey, el conjunto jalisciense ha entregado a un pelotero probado como el cubano Henry Urrutia, un joven pero ya experimentado utility con grandes cualidades en el fildeo en la primera base acorde a su estatura y correspondiente alcance por largo de piernas y brazos, quien también es hábil en las praderas pero que ante todo es un poderoso cañonero, para traer un toletero que podría señalarse estar ya en decadencia como es su paisano Felix Pérez.

Además, se deshace de Carlos Figueroa, un gran jardinero, joven, que es representativo del equipo y que la temporada anterior fue quizá el más sólido con el bat lo mismo al correr las bases y fildeando, a cambio de adquirir al experimentado Juan José Aguilar, a quien se le reconoce como buen pelotero, con buen guante y buen bat, pero que está más cerca de colgar la indumentaria característica del rey de los deportes al atravesar la etapa madura de su trayectoria como profesional.

Y no menos extraño es que se deshaga de un elemento como Linder Castro que ha sido de gran valía en los últimos cuatro años, para apostar por un experimento al traer a cambio al pítcher Freddy Quintero, a quien no se le resta mérito, pero que no tiene nivel de comparación en cuanto a la jerarquía de Castro en Charros.

Preocupante también es el amague del gerente deportivo Ray Padilla, quien ha dejado ver que habrá más movimientos y que entre las piezas a excluir del roster se encuentren beisbolistas de la talla del capitán José Manuel “Manny” Rodríguez Espinoza, Agustín Patrick Murillo, a quien se considera el mejor tercera base de la Liga, y el experimentado Amadeo Zazueta, entre otros puntales del plantel.

Es inquietante y lamentable el desmantelamiento que se avizora en la plantilla, aunado a los conflictos administrativos y financieros y la falta de liderazgo en la organización, siendo muy posible que esta desarticulación del roster responda a una estrategia que podría tener su origen en un tema económico, dado el conflicto administrativo que se vive al seno de la institución.

Habrá que estar muy atentos de que estos conflictos que debiesen mantenerse ajenos al tema deportivo, no impacten de forma negativa en la conformación del plantel de Roberto “Chapo” Vizcarra, -quien ya ha sido ratificado para permanecer en la dirección técnica la próxima campaña-, dado que es el espectador, el noble aficionado que sigue a Charros, el principal afectado siendo que su gran ilusión es volver a ver ver a su equipo campeón.

bambinazos61@gmail.com
@salvadorcosio1

Temas

Lee También