Jueves, 06 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Payasos

Por: Argelia García F.

Payasos

Payasos

Si la gestión de cualquier gobierno fuera una puesta en escena, las campañas me parecen la promoción de ésta. Los políticos van de lugar en lugar anunciando qué obra verán, quiénes conforman el elenco principal, quiénes el elenco suplente, cuentan -lo que es apetecible para el posible público- parte del proceso creativo.

A la gente le gusta saber cuál fue la aproximación al personaje, cuánto tiempo requirió de ensayos. Causa emoción saber cuáles fueron las condiciones físicas y ambientales a las que se sometieron los protagonistas. Conozco gente incluso, que ha presumido ser extra de películas taquilleras. 

Cuando se está promocionando una producción, se sabe exactamente qué es lo que se va a presentar. Uno no puede pegar carteles de “Pagliacci” cuando la gente ve en entrevistas que se habla de “Lago de los cisnes”, sería sumamente confuso para el público asistir a una ópera sin acción y sin cantantes lleno de cisnes contando una historia totalmente distinta a la prometida.

Algo parecido pasa en las campañas electorales que iniciaron hace apenas unos días. Leo, escucho y veo contendientes a puestos de altísimo poder prometer ver una obra que es muy poco probable que veamos. La emoción por llegar a presentar, a gobernar, entiendo que es (si la pudiéramos medir) altísima hablando de adrenalina y en el mejor de los casos, de vocación. En el escenario -se sabe- también se ejerce un poder muy especial que pensándolo bien, no es efímero, queda, marca tanto al artista como al asistente.

La diferencia más grande que veo en todo este proceso es que generalmente el artista se ha formado por meses, años, décadas para llegar al nivel de presentar algo contundente. No veo así a la mayoría de políticos que provienen de otras circunstancias y que suenan improvisados, parecen -en sus acciones- ajenos a la realidad. Algunos de ellos, con mucha suerte (para todos) han tenido otras presentaciones, funciones, ensayos generales -puestos de poder- para probar la clase de administradores qué son. Pero otros, no tienen formación alguna para llegar a tal o cual protagónico.

La suerte está echada en estas paupérrimas campañas que dicho sea de paso, no he oído todavía ningún tipo de promesa en torno a las artes que hoy empiezan a usar como sustento a sus campañas. La participación del público es importante, conocer el contexto de la obra es crucial para sacarle el mayor jugo posible a ese tiempo corto en que se mueven, se conmueven juntos artistas y asistentes, políticos y votantes.

La ciudadanía que en este caso decide qué obra o qué político va a gobernar, debería de estar ocupada conociendo el contexto de estos personajes que pretenden administrar una realidad de la cual yo no soy partícipe.

Habría que prestar mucha atención a los carteles que se van pegando por ahí pero que en la foto aparecen solo payasos y no los de Leoncavallo.

argeliagf@informador.com.mx • @argelinapanyvina

Temas

Lee También