Viernes, 17 de Septiembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Nueva Ley de Víctimas de Jalisco: una oportunidad para alcanzar memoria, verdad y justicia

Por: Alberto Galarza

Nueva Ley de Víctimas de Jalisco: una oportunidad para alcanzar memoria, verdad y justicia

Nueva Ley de Víctimas de Jalisco: una oportunidad para alcanzar memoria, verdad y justicia

Tras el proceso electoral del 6 de junio y a días de iniciar una nueva legislatura del Congreso del Estado de Jalisco, es importante que se escuche y atienda las demandas ciudadanas. Una de estas demandas, sino es que la principal, es la de atender de manera integral los impactos causados por la violencia criminal y por las violaciones a derechos humanos ocurridas en Jalisco.

Si bien existen muchos temas pendientes, la Nueva Ley de Víctimas de Jalisco, es una de las mejores oportunidades de contar con la mejor legislación en esta materia en el país, como ya se hizo con la Ley de Personas Desaparecidas del Estado de Jalisco, la cual, gracias al esfuerzo de la anterior legislatura por escuchar a los colectivos de víctimas, logró una sólida política pública en la materia y obtuvo la aceptación unánime entre los colectivos de víctimas, las ONG´s, el Poder Legislativo y el Ejecutivo.

La Ley de Víctimas estatal, puede ser una herramienta fundamental para contrarrestar la desastrosa política federal en la materia, que ha hecho que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas se encuentre sin titular y en el olvido desde hace catorce meses. Y que, los recursos para apoyar a las víctimas, desaparecieron junto con los fideicomisos para apoyar a las personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

Por tanto, se deben destinar los recursos económicos y humanos que sean necesarios para atender esta crisis. Además, incluir y clarificar las acciones que todas las dependencias del estado deberán llevar a cabo para atender los impactos de los daños individuales, familiares y comunitarios, causados por la violencia.

Las secretarías encargadas de los temas de salud, bienestar y educación, así como la Fiscalía estatal, el Poder Judicial de Jalisco y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Jalisco, deberán trabajar de manera conjunta para atender los daños causados por la violencia, padecidos por las víctimas directas, sus familiares y quienes las acompañan en sus procesos de justicia.

Es muy importante que en Jalisco, no pase lo mismo que con el Sistema Nacional de Atención a Víctimas (SNAV), instancia superior de coordinación a nivel nacional que tiene por objeto proponer, establecer y supervisar todas las políticas públicas que se implementen para la protección, ayuda, asistencia, atención, acceso a la justicia, a la verdad y a la reparación integral a las víctimas, pues a pesar de que el presidente López Obrador está obligado por la Ley General de Víctimas a convocar al SNAV cada seis meses, no lo ha hecho ni se vislumbra que lo haga pronto.

El Sistema Estatal de Atención a Víctimas que se conforme, tendrá que poner el ejemplo de lo que representa poner las necesidades de las víctimas como una prioridad, reuniéndose constantemente y manteniendo una comunicación cercana y respetuosa con los colectivos de víctimas de Jalisco, organizaciones de la sociedad civil y con la Universidad de Guadalajara. La UDG cuenta con miles de estudiantes en áreas de derecho, medicina, psicología y ciencias forenses, que podrían apoyar a las dependencias a través de convenios de servicio social y prácticas profesionales.

A más de ocho años de la publicación de la Ley General de Víctimas, la nueva legislación estatal, tiene la oportunidad de recuperar todas las buenas prácticas y evitar las malas experiencias que han vivido las víctimas tanto a nivel federal como en lo estatal, lo que representa una oportunidad para alcanzar la memoria, verdad y justicia para las víctimas de Jalisco.

Temas

Lee También