Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Nos unimos o nos gana la delincuencia

Por: Cuauhtémoc Cisneros Madrid

Nos unimos o nos gana la delincuencia

Nos unimos o nos gana la delincuencia

Sin duda alguna, la inseguridad continúa siendo “el coco” de todo mundo —literal y metafóricamente—. Las leyes nacionales e internacionales contienen una prosa de lo mejor, lo lamentable del caso es que no se trata de métricas mágicas ni nada por el estilo, y “la letra” por sí misma no soluciona absolutamente nada; luego entonces, mientras que funcionarios públicos de todos los niveles y áreas vinculantes discurren acerca de la mejor manera de contener los diversos actos delictivos, la mayor parte de la ciudadanía apenas sobrevive a los embates de los criminales.

A la fecha son pocos los ciudadanos que se han atrevido a levantar la voz para exigir a las autoridades acciones más determinantes, y al mismo tiempo acompañar sus demandas con propuestas de solución, ya que hoy a cualquier hora del día y en prácticamente todo lugar, se llevan a cabo actos públicos cuya esencia es digna de compararse con la peor de las barbaries.

Entre éstos, destaca Óscar Ramírez de la Torre, un joven que se hartó de escuchar promesas de las autoridades municipales y soportar a los delincuentes, y  empezó a coordinarse con los representantes ciudadanos de su colonia, para “poner manos a la obra” y organizar a los vecinos de la Colonia Providencia y aledañas, para entre todos establecer códigos de comunicación y defensa propia cuando alguien de los vecinos se encuentra en peligro.

Por lo pronto se han alcanzado buenos resultados con esta combinación de acciones gubernamentales y ciudadanas, empero, aún falta mucho por hacer, y si realmente queremos ser parte de una comunidad que vive en paz (uno de los derechos universales más preciados), es necesario que la mayoría colaboremos con los mandos correspondientes, para que sin fobias, ni filias —a propósito de campañas electorales— logremos esa comunidad que durante tantos años hemos estado esperando.

“En mi experiencia personal, acepta Ramírez de la Torre, el miedo, la impotencia y el coraje de haber sido asaltado a mano armada en la puerta de mi propio domicilio, sirvió de detonante para entender lo que mi abuelo, Óscar de la Torre Padilla trató de inculcarnos desde niños: el respeto a los demás y la participación social”.

APUNTE

Por supuesto que no es fácil tomar la decisión de enfrentarse a la delincuencia, ni atreverse a incidir en una sociedad en donde “el sospechosismo” es parte de la cultura, pero en el esquema de gobernanza —que tiene de nuevo, lo que Matusalén de haber fallecido— resulta indispensable el involucramiento de todos y cada uno de los miembros de la sociedad, pues de lo contrario, la delincuencia organizada (que son muy solidarios entre sí), continuará haciendo de las suyas y empujando en contra de la pared, tanto a gobernados, como a las autoridades.

Temas

Lee También

Comentarios