Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 23 de Julio 2018

Ideas

Ideas |

No hubo quinto malo

Por: Jaime Gallardo

No hubo quinto malo

No hubo quinto malo

El Atlas ganó y eso fue noticia en el saldo de la Jornada 5. Por fin los rojinegros lograron cortar su racha negativa de seis derrotas consecutivas en la Liga considerando los dos últimos partidos del torneo anterior y los cuatro de este campeonato.

En la Madriguera podrán tener un respiro, que mucho necesitaban, sobre todo para que se retorne la confianza, ya que su situación se perfilaba para ser de callejón sin salida.

La victoria sobre los Cementeros fue un gran resultado que le otorgó sus primeros tres puntos de la contienda y como se mencionó, el punto final a una seguidilla de media docena de reveses, pero nada más, pensar que por el simple hecho de haber ganado las cosas ya se encarrilaron sería un error.

Las aguas deben de tomar su cauce, el Atlas seguramente sabe que no está para campeón, ni su plantel fue diseñado para serlo, desde luego que no va a renunciar a esa aspiración, pero tampoco está para ser el peor equipo de la competencia, ni andar pasando las penurias con las que arrancó el Clausura.

En el Cruz Azul da la impresión que Caixinha tomó la estafeta de Jémez para darle continuidad a la irregularidad que La Máquina viene arrastrando desde hace un buen rato.

El triunfo sobre las Chivas, tres empates y el descalabró frente al Atlas es el balance parcial  de la gestión del portugués.

En Puebla, el Guadalajara sumó su segunda derrota consecutiva, tercera en cinco jornadas; las cosas se complican para las Chivas.

Errores en las áreas le volvieron a pasar factura, defensivamente la pregunta sigue siendo válida sobre por qué el entrenador después de cinco encuentros no ha considerado a Oswaldo Alanís, cuyo aporte podría ayudar a mejorar el trabajo de la zaga.

Alan Pulido se recuperó de la molestia en el tobillo que le impidió jugar con la Selección, pero no pudo marcar para la causa tapatía, claro que no es el único encargado de anotar goles.

En la memoria de la parcialidad rojiblanca está más fresco el recuerdo del fracaso del torneo anterior que el título del campeonato antepasado.

El Rebaño está metido en una olla de presión y es ganando la única manera para salir de ella. Apocalípticos puntos de vista empiezan a mencionar que es el ocaso de la era de Almeyda, calma y nos amanecemos, por ahora no parece que sea para tanto, pero la presión es canija y más en Chivas.

Cuando a Matías se le cuestiona sobre el tema de la presión, sistemáticamente responde que presión es la que tiene un padre de familia para proveer de alimento a su familia, y tiene razón, pero también la presión sobre la que se le cuestiona por la falta de buenos resultados provoca que algunos padres de familia pierdan su fuente de trabajo.

Como era lógico, al “Pelado” se le veía molesto, su conferencia de prensa en el Estadio Cuauhtémoc fue breve, pero alcanzó a advertir que tomará medidas para remediar la situación y que hará cambios para el partido contra el Santos.

No hay de otra en el Guadalajara, trabajar arduamente para revertir la tendencia y ganar a toda costa.

Temas

Lee También

Comentarios