Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 20 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

Música para concluir el año

Por: Eduardo Escoto

Música para concluir el año

Música para concluir el año

El diario estadounidense New York Times publicó la semana pasada un listado de las mejores 25 grabaciones de música clásica del 2017, trabajo realizado por los críticos y columnistas musicales de dicha publicación.

Al ser un ejercicio colectivo, el listado no se ofrece en un orden jerárquico, y dada la diversidad de estilos y procedencias de las producciones evaluadas, se refleja un panorama amplio de los trabajos más destacados del año que termina, dentro del cual cada quien podrá internarse según sus gustos e intereses. En este sentido, quien esto escribe se permite puntualizar enseguida sobre una de las grabaciones ahí elegidas (el listado completo puede consultarse en la versión digital del diario).

Se trata del registro de las variaciones Goldberg, de Juan Sebastián Bach, a cargo de la pianista italiana Beatrice Rana. La joven de 24 años se enfrenta a esta obra con total soltura, entregando una interpretación que –por paradójico que parezca- resulta fresca porque se antoja cercana a un lenguaje pianístico más convencional, es decir, se aprecia la preocupación por el timbre y la entonación, la articulación y el tempo no se fuerzan para buscar supuestos lucimientos y el empleo de los matices dinámicos es sutil, respondiendo siempre a las necesidades enunciativas de las piezas.

En suma, se obtiene un balance que hace entendible la obra a nivel discursivo y expresivo, y ese respeto por la composición ya es suficiente para llamar la atención, sobre todo en una obra que ha sufrido tan indebidas apropiaciones. Basta recordar las afamadas grabaciones de Glenn Gould, realizadas en 1955 y 1981: la primera, un ejercicio de mecanografía, y la segunda, una deformación estridente. No obstante, para muchos dichas versiones se volvieron referentes, situación que se prolongó en el tiempo y que ha hecho deseable una desintoxicación para esta serie de piezas. Por eso, interpretaciones como la aquí reseñada se vuelven más trascendentes, pues abren de nuevo la búsqueda de un sentido más auténtico.  

La grabación de Rana hace sentir las variaciones Goldberg como lo que son: música para tecla del barroco tardío, cuyos recursos contrapuntísticos, ornamentales y estructurales se emplean de forma que denotan la transformación estética que musicalmente estaba en curso, y que derivaría poco más tarde en el clasicismo.

Este es el primer disco de la pianista italiana dedicada a la música de este periodo, pues en sus anteriores trabajos se ha ocupado de obras de Chopin, Schumann Ravel, Bartók, Tchaikovsky y Prokofiev, los cuales sin duda será también interesante escuchar.

Temas

Lee También

Comentarios