Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 16 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

Merecido reconocimiento

Por: Eduardo Escoto

Merecido reconocimiento

Merecido reconocimiento

El Ayuntamiento de Guadalajara ha otorgado el premio Medalla Ciudad de Guadalajara 2018 al licenciado y pbro. Tomás de Híjar, situación que ha provocado -como en las ediciones más recientes- una suerte de consenso extendido incluso más allá de los círculos que habitualmente se ocupan de la práctica, difusión y valoración de manifestaciones artísticas, académicas o propiamente culturales.

Esto se debe a que el padre De Híjar se ha hecho conocido por acciones concretas, proyectos siempre concluidos que parten de diagnósticos propios y que orienta a indagar, conocer, redescubrir, divulgar o mejorar diferentes aspectos de la cultura local, a la que entiende como resultado de procesos más amplios y de condiciones muy particulares.

En dicho conjunto de intereses la música ha ocupado siempre para él un lugar importante. Por citar algunos ejemplos cabe recordar como el templo de Santa Teresa, del que es capellán desde hace 10 años, ha acogido desde entonces actividades musicales en las que se involucra directa o indirectamente. Tales presentaciones nunca se han visto limitadas al contexto religioso, pudiéndose escuchar todo tipo de recitales de orquestas, bandas, coros, ensambles de cámara, cantantes e instrumentos solistas, así como presentaciones de libros y otros proyectos relacionados. De hecho tiene proyectado habilitar a futuro un espacio que sirva como sala de cámara.

Mención aparte merecen los conciertos y festivales de órgano tubular que organiza o para los cuales facilita el instrumento del templo. Al respecto, se ha preocupado porque en las misas se vuelva a utilizar precisamente el órgano, promoviendo la dignificación de la música litúrgica. Este último punto es por demás intrincado, y se puede decir que las mejores aportaciones que ha logrado De Híjar vienen propiamente de la mencionada apertura que practica, pues paradójicamente puede ser más eficaz provocar cambios de esta índole desde afuera que desde adentro de las instituciones.

En su discurso de recepción, Tomás de Híjar se ocupó inicialmente de agradecer la distinción, dejando claro la modestia con que la aceptaba. Pasó a realizar una valoración crítica de la problemática actual de la ciudad, en la que demostró sus conocimientos históricos y la capacidad de convertirlos en herramientas de análisis, para finalmente demandar y comprometerse él mismo en el arduo trabajo que se requiere para conseguir que el desarrollo de la urbe no se deje a la inercia y al pragmatismo. Con seguridad se puede decir que nuestro patrimonio musical seguirá formando parte de esa responsabilidad recién confirmada.

Temas

Lee También

Comentarios