Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 23 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

Más propuestas indecorosas

Por: Luis Jorge Cárdenas Díaz

Más propuestas indecorosas

Más propuestas indecorosas

Si el delito de promesas no cumplidas se persiguiera, como sea, de oficio o por querella de parte ofendida, los candidatos de elección popular quedarían desarmados para convencer a las masas que les regalen su voto.

Hay candidatos que hasta garantizan el cumplimiento de sus generosas ofertas mediante firma ante notario público. Algunas de las múltiples promesas son viables, lo que no se toman la molestia de explicar es cómo se va a llenar el hueco en el presupuesto para evitar el estallido de una crisis económica, cómo reducir impuestos y aumentar el nivel de ingreso de los trabajadores, son propuestas factibles; tal vez, extenderse en explicaciones de orden presupuestario sería demasiado engorroso y poco comprensible para el tipo de sufragantes que se busca. No porque no haya personas en las clases de escasos recursos que carezcan de un nivel de educación y cultura que les permita comprender los misterios de la economía y finanzas públicas, sino porque la gran mayoría tiene un nivel de estudios precario. No dudo de los buenos deseos de los candidatos de beneficiar a la clase obrera; en una forma tan convincente, pronuncian unos discursos tan vehementes, que dejan persuadido al auditorio de que no hay ninguna duda de que lo llevarán a cabo tal como lo ofrecen.

Vamos, hasta yo que soy tan escéptico se los creo, quien manifestó su intención de eximir del Impuesto Sobre la Renta a trabajadores que ganan entre seis mil y 10 mil pesos al mes; es una promesa perfectamente realizable. Desde el año 2004 la Ley del Impuesto Sobre la Renta estableció la exención a nivel de una tarifa de cuatro salarios mínimos, esto es, ampliable hasta cinco salarios mínimos si el empleado no tiene prestaciones exentas hasta cierto nivel, desarrollando una complicada fórmula.

En el año de 2005 se intentó hacer modificaciones a la Ley del Impuesto sobre la Renta, en las cuales se realizaría una reforma integral al salario mediante una tabla de niveles más comprimida y se dejó planteada como una reforma que entraría en vigor en 2006, pero la  legislatura la echó para abajo desechando el proyecto de iniciativa. Se calcula que actualmente hay alrededor de 32 millones de trabajadores que perciben como máximo hasta cinco salarios mínimos.

Por su parte, Manuel Andrés López Obrador (MALO) –en realidad es su nombre correcto, que cambió para efectos fonético y políticos– propuso disminuir el Impuesto Sobre la Renta hasta el 22%, bajar los costos de la gasolina y la electricidad. Ante lo que el secretario de Hacienda argumentó que falta escuchar la película completa. En diversas entrevistas televisadas, el candidato aclaró que es muy factible disminuir los impuestos y recuperar este costo reduciendo el sueldo de Ministros de la Suprema Corte, a senadores y diputados y otros funcionarios públicos, para que ninguno gane más que el Presidente de la República, para lo cual se comprometía también a reducir su propio salario. Esto último lo dijo dando por hecho que ganará las elecciones.

En tanto que la energía eléctrica que reduciría en un 10% en promedio lo haría acabando con la corrupción en la CFE. La reducción del 10% no sería pareja, sino que a las clases necesitadas les rebajaría más y a la clase pudiente menos, para que en promedio diera un 10 por ciento.

En tanto que al combustible, la reducción del 10% lo recuperaría, destruyendo  toda la mafia, que comprende desde los altos funcionarios, hasta el último eslabón que son las gasolineras que lo compran y distribuyen.

Sabemos que todas las propuestas son factibles, sólo falta implementar el mecanismo en las leyes electorales para aplicar fuertes sanciones al gobernante electo, que ha ofrecido beneficios al pueblo, y no cumpla, incluyendo la destitución. No se puede repartir riqueza si no la generas primero, no se puede dar de donde no hay, como dijo el filósofo de Güemes: “Donde no hay, no hay”.

Temas

Lee También

Comentarios