Jueves, 08 de Diciembre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Los políticos tiktokers

Por: Jonathan Lomelí

Los políticos tiktokers

Los políticos tiktokers

Una diputada local posteó un video al estilo Tiktok -la red social de moda- en donde presumió la «movilidad integral» de la Ciudad. Y así le fue… 

Entre brinquitos, aparece en la Línea 3 de Zapopan, luego sale de un vagón con un café en mano (prohibido, por cierto), y al final pedalea Mi Bici Pública frente a Catedral. 

En la oleada de críticas, un usuario le recriminó: «Le faltaron los mototaxis de Arenales». Otro más, lapidó: «Si legislaran como agarran el TikTok, esto sería Noruega».    

Esta moda de los políticos, sobre todo jóvenes, que intentan ganarse a los centennials nacidos a partir del año 2000, son un fenómeno global.

Nayib Bukele, el joven Presidente de El Salvador y llamado El Rey del TikTok, logra millones de reproducciones con sus videos. Sus posteos sobresalen por su vacuidad, no por su mensaje político. La etiqueta de populista y frívolo se la ha ganado a pulso. 

Esta clase de gobernantes viven bajo la máxima de los videos cortos: cortos de ideas, cortos de contenido, pero con La Bichota de fondo musical. 

En el caso de nuestros políticos a nivel local, sus aspiraciones de influencers cuestan dinero público que cargan al erario como política de comunicación social. 

Un legislador o legisladora paga de 8 a 10 mil pesos mensuales a un joven Community Manager con la única misión, literal, de seguirlo a todas partes, tomarle fotos, videos y postear historias que los haga parecer «cercanos a la gente». 

Las empresas tipo Indatcom ofrecen estos servicios como parte del negocio y algunos consultores lo ven como un jugoso mercado creciente de cara a 2024. 

No es casualidad que el mecanismo de TikTok se base en el lip syc o sincronización de movimientos labiales para simular que se canta o habla en vivo. La base comunicativa de esta red social es la simulación, justo el defecto de la política en nuestros tiempos.  

Las redes sociales hasta ahora en México no se han consolidado como formadoras de opinión pública porque no hemos sabido aprovecharlas adecuadamente. 

Hay que tener cuidado con esta nueva generación de políticos tiktokers que imaginan que publicar en TikTok o Instagram es hacer política o comunicación social. En el fondo sólo banalizan su mensaje sin crear opinión pública y, como en el caso de la diputada, comunican con una lógica propagandística y fantasiosa reclamos sociales añejos como la histórica deficiencia del transporte público en la Ciudad.
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones